El Parlamento ha aprobado por unanimidad un proyecto de ley que legaliza el cannabis con fines medicinales. Aprobada el 28 de junio, la nueva ley permite a los médicos recetar cannabis a los pacientes con dolor crónico, náuseas relacionadas con la quimioterapia y espasmos musculares como resultado de esclerosis múltiple. Si bien el borrador del proyecto de ley sobre el cannabis medicinal permitía que sólo los especialistas podían prescribirlo, la versión final autoriza a los médicos generales acreditados a ofrecer a los enfermos una terapia con cannabis.

El producto de cannabis se importará de Canadá en forma de aceites y cápsulas, y sólo se podrá adquirir con receta en farmacias hospitalarias. Como la nueva ley solo certificará para proporcionar el tratamiento a cuatro hospitales en todo el país de 2.600 kilómetros cuadrados, algunos parlamentarios la han criticado por ser demasiado restrictiva, señalando que los residentes rurales sin acceso a las fuentes de suministro pueden tener dificultades para recibir el medicamento.

Sputnik International del 1 de julio de 2018

Fuente