El consumo de cannabis en 409 personas con problemas de insomnio dio como resultado mejoras significativas de su sueño. La magnitud de los efectos terapéuticos dependía de la cepa de cannabis. Estos son los resultados de una investigación realizada en el Departamento de Psicología de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque, Estados Unidos. Los participantes completaron 1056 sesiones de administración de cannabis medicinal durante las cuales calificaron los niveles de gravedad del insomnio autopercibido antes y después del consumo.

Los pacientes mostraron una reducción media de la gravedad de los síntomas de -4’5 puntos en una escala analógica visual de 0 a 10. El uso de pipas y vaporizadores se asoció con un mayor alivio de los síntomas y efectos secundarios más positivos en comparación con el uso de cigarros de cannabis, mientras que la vaporización también se asoció con menores efectos negativos. El CBD se asoció con un mayor alivio de los síntomas estadísticamente significativos que el THC. Las plantas de cannabis sativa se asociaron con efectos secundarios más negativos que las indicas.

Vigil JM, Stith SS, Diviant JP, Brockelman F, Keeling K, Hall B. Effectiveness of Raw, Natural Medical Cannabis Flower for Treating Insomnia under Naturalistic Conditions. Medicines (Basel). 2018;5(3).

Fuente