Mientras algunos defienden el uso del cannabis para enfrentar el estrés de la cuarentena, otros incluso se atreven a decir que esta sustancia podría servir para prevenir el contagio de COVID-19. Acá te contamos qué dicen los expertos.

20 de marzo. Lugar: Montreal, Canadá. Largas filas para conseguir marihuana. Suena extraño, pero así es. “Con mi pareja decidimos ponernos en cuarentena y conseguir la hierba para los quince días. Vamos a ver cómo lo pasamos”, dijo a El Clarín la ciudadana francesa Maureen Duflot (28), quien se encuentra en el país norteamericano sin poder volver a París, debido al cierre de fronteras que ocasionó la pandemia de coronavirus.

La venta de cannabis en Canadá, uno de los países donde está permitido, aumentó exponencialmente. Incluso, hace unos días, medios internacionales reportaron que la gente estaba agolpada en las tiendas, tratando de conseguir algunos gramos de hierba.

Por ejemplo, en la Sociedad Quebequense de Cannabis, compañía canadiense especializada en producción de marihuana del tipo Canopy Growth, se registraron aglomeraciones. Por ello, para limitar el contacto entre clientes, decidieron cerrar temporalmente sus 23 sucursales de venta minorista. “Instamos a las personas a comprar en línea más que en las tiendas”, explicaron.

Una forma de combatir el estrés

Las largas filas para conseguir marihuana se repiten en otras partes del mundo. ¿Por qué? Hay una posibilidad: el estrés que puede producir una cuarentena es, a veces, difícil de manejar y, como es de esperar, muchas personas buscan alternativas para sobrellevarlo.

“El CBD (cannabidiol), el THC (tetrahidrocannabinol) y otros cannabinoides cumplen un rol importante a la hora de modular el estrés y ansiedad que se desarrollan en situaciones de adaptación y cambio, como es el caso de la incertidumbre actual”, explican desde la Fundación Daya, en una carta firmada por la directora ejecutiva, Ana María Gazmuri; Nicole Halçartégaray, coordinadora de investigación; y Diego Cruz, médico cirujano de la misma entidad.

Te puede Interesar  Los californianos optan por la marihuana a domicilio, atrapados por la cuarentena

Y agregan: “Los cannabinoides ayudan a mejorar la calidad sueño y el descanso, a amenizar la percepción y memoria de eventos estresantes y traumáticos, entre otros factores que los hacen paliativos para este contexto general de pandemia, que genera múltiples factores de estrés y angustia”.

Sin embargo, los especialistas señalan que no es apropiado dar recomendaciones generales del uso del cannabis, ya que es vital conocer las diferentes condiciones de cada paciente.

Por su parte, Rodrigo Goycolea, magíster en drogodependencias y académico de la Universidad Central, asegura que el manejo del estrés no debiese pasar por el consumo de cannabis.

“Yo recomendaría, entre otras cosas, mantener un equilibrio en tus actividades, comer sano, hacer un poco de deporte, informarte lo necesario sobre el COVID-19, no estar todo el día escuchando información que puede aumentar la ansiedad, y no dormir siesta, para dormir mejor en la noche. Sin embargo, hay gente que podría -desde lo subjetivo- sentir calma al consumir marihuana, pero a mi juicio son mayores los riesgos que los beneficios. Si se implementan las medidas anteriormente nombradas, las personas podrán sobrellevar de mejor manera el encierro y calmar la ansiedad. Bajo ningún punto de vista recomiendo el consumo de marihuana en ninguna de sus formas”, explica el profesional.

¿Una alternativa para curar el coronavirus?

Más allá del estrés y la ansiedad provocada por las cuarentenas que se viven en distintas partes del mundo, otras voces, a través de redes sociales, han sugerido que el cannabis puede curar a una persona de coronavirus, al generar una especie de barrera que otorga fuerza al sistema inmunológico.

Te puede Interesar  La pandemia ha hecho subir el consumo de cannabis en Alemania

Frente a esto, Rodrigo Goycolea es claro: “El consumir marihuana fumada, sería otro factor de riesgo, ya que este virus dentro de sus efectos principales y de mayor riesgo son atacar el sistema pulmonar, por lo tanto, bajo ningún punto de vista consumir marihuana fumada sería positivo. Más aún, no existe evidencia científica de que fumar marihuana ayude a reforzar el sistema inmune o contrarrestar el efecto del virus. Lo mismo para el aceite de marihuana”.

Lo anterior es refrendado por Erika Retamal, directora de Salud Pública de la Universidad de Talca, quien explica que si bien “hay algunos estudios que postulan que la ausencia de estrés disminuye la probabilidad de padecer enfermedades infecciosas”, hasta el momento no existe evidencia científica para afirmar que el cannabis combata el COVID-19. “Las únicas medidas probadas y basadas en evidencia son el distanciamiento social, lavado correcto de manos, entre otras”, agrega la académica.

En la misma línea, desde Fundación Daya recalcan que no existen estudios científicos que avale que el consumo de cannabis sea útil para prevenir ni combatir el contagio del virus. “Cualquier información al respecto no tiene fundamentación científica. Llamamos a ser responsables y no difundir supuestos efectos beneficiosos, no sólo del cannabis, sino de cualquier tipo de sustancia o medicamento, sin el debido respaldo científico”, puntualizan.

Fuente