La marihuana, consumida diariamente por el 1% de los adultos del Viejo Continente, es la más común

Los ciudadanos europeos se gastan anualmente en drogas ilegales 24.000 millones de euros. Así lo desvela un estudio publicado este martes por el Observatorio Europeo de la Droga y Toxicomanías (OEDT) y Europol, que sitúa al cannabis como el estupefaciente más consumido, seguido por la heroína, la cocaína y las anfetaminas.

Concretamente, el informe cree que el gasto de los europeos podría estar entre los 21.000 millones de euros y los 31.000 millones de euros al año en estupefacientes. Más allá de sus efectos sociales y sanitarios, el informe destaca que “los mercados de drogas ilícitas de una de las principales amenazas a la seguridad de la UE”.

Por consumo, el cannabis es la droga más extendida en Europa y se estima que representa alrededor del 38% del mercado minorista de drogas ilegales. Unos 22 millones de personas la podría haber consumido en el último años, y aproximadamente un 1% de los adultos residentes en el Viejo Continente la usa a diario.

El estudio comunitario destaca que podría mover entre 8.400 y 12.900 millones de euros al año. Mientras que el mercado está dominado por la hoja de cannabis en la Unión, la resina de cannabis desde Marruecos ha ido en aumento en potencia y puede ser traficada a la UE junto con otras mercancías ilícitas, una tendencia potencialmente exacerbada por la inestabilidad de la en el norte de África y Oriente Medio.

Te puede Interesar
El mercado de la UE para el cannabis medicinal aún está lejos de alcanzar todo su potencial

El segundo mercado es el de heroína, el impacto económico que tiene para los traficantes ilegales esta entre los 6.000 a 7.800 millones. En este caso es responsable de una proporción significativa de muertes relacionadas con las drogas y los costos sociales asociados a su consumo. Tras un período de decadencia, hay recientes signos de aumento de la disponibilidad que puede indicar que, en el futuro, volverán a aumentar los daños, algo que ya está sucediendo en Estados Unidos.

La producción de opio sigue siendo generalmente alta en Afganistán. tanto las técnicas de producción, localizaciones, rutas de tráfico y modo de operación son cada vez más flexibles y dinámicos, como muestra el aumento en las incautaciones de heroína. En este caso, el informe señala que la ruta de los Balcanes sigue siendo un corredor clave para la entrada de la heroína en la UE.

Dentro de las drogas estimulantes, la cocaína es la más utilizada en Europa, con un mercado estimado en 5.700 millones de euros anuales (entre los 4,5 a 7 mil millones de euros). La mayoría se produce en Europa occidental y meridional y ha sido bastante estable en años recientes, aunque hay signos de aumento de la disponibilidad.

Esta droga se transporta sobre todo por tráfico marítimo y aéreo desde Colombia, Brasil y Venezuela. El Caribe y África occidental siguen siendo zonas de importante tránsito, mientras que América Central está surgiendo.

Te puede Interesar
ONU registra récord de consumo y fabricación de drogas

En cuanto al mercado de las drogas de diseño, los principales estimulantes sintéticos son las anfetaminas, metanfetamina y MDMA, que se estiman tienen un mercado que podría rondar los 1.800 millones anualmente en el caso de las anfetaminas (incluida la metanfetamina) y de 670 millones en el MDMA/éxtasis.

El uso de anfetaminas de modo recreativo se ve más marginal que el de otras drogas, aunque en muchos casos los usuarios interaccionan con otras drogas como la cocaína.El estudio también observa una elevada disponibilidad de MDMA y el creciente uso de la metanfetamina. En la UE, Holanda y Bélgica son importantes centro de producción de MDMA y anfetaminas, mientras que la mayor parte de las metanfetaminas parten de la República Checa.

Finalmente, el informe observa un gran número de nuevas sustancias psicoactivas (NPS) que se vende abiertamente como ‘legales’ para remplazar a las drogas ilegales. Hasta 100 nuevas sustancias se informaron por primera vez en el año 2015 y la Unión Europea tiene actualmente un sistema de alerta temprana que está supervisando más de 560.

El informe elaborado por la OEDT y Europol alerta del crecimiento de nuevas drogas sintéticas, a menudos vendidas como alternativas “legales” al cannabis, el LSD o la cocaína, pero que son altamente tóxicas y algunas incluso pueden provocar la muerte. Las autoridades han detectado 560 sustancias de este tipo, 100 de las cuales han sido descubiertas solo en 2015, y advirtieron de que “no hay señales de ralentización” en el desarrollo de estos estupefacientes, que suponen un negocio de bajo riesgo y altos beneficios.

Te puede Interesar
Paul Gascoigne v Snoop Dogg: ¿Es peor el cannabis o el alcohol para usted?

Fuente