Según una revisión sistemática de los investigadores de la Universidad de Columbia Británica en Prince George (Canadá), no había ningún vínculo entre el consumo de cannabis y los accidentes de trabajo. Siete de los 16 estudios examinados mostraron pruebas que apoyaban una asociación positiva entre el consumo de cannabis y los accidentes laborales. Un estudio mostró pruebas que apoyaban una asociación negativa y el resto de los ocho estudios no mostraron ninguna evidencia de una relación significativa. Sólo tres de los estudios revisados mostraron pruebas claras de que el consumo de cannabis precedió al accidente en el lugar de trabajo.

Los autores llegaron a la conclusión de que el “conjunto actual de pruebas no proporciona suficientes pruebas para apoyar la posición de que los consumidores de cannabis corren un mayor riesgo de sufrir accidenetes laborales. Además, el estudio cualitativo estudio sugiere que existen sesgos significativos en la literatura existente debido a variables de confusión potenciales, la selección de los participantes y la medición de las exposiciones y resultados”.

Biasutti WR, Leffers KSH, Callaghan RC. Systematic Review of Cannabis Use and Risk of Occupational Injury. Subst Use Misuse. 2020:1-13.

Fuente IACM