Los consumidores de cannabis parecen estar abasteciéndose a través de la red oscura o, en inglés, “darknet”, para evitar la escasez de suministro mientras siguen confinados por el brote de coronavirus, dijo el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías en un informe.

La agencia, con sede en Lisboa, analizó miles de reseñas sobre tres importantes mercados de la “red oscura” entre enero y marzo y descubrió que las restricciones de movimiento parecían haber desencadenado un aumento de la actividad de alrededor del 25% durante ese período.

La mayoría de los compradores buscaban cannabis, la droga ilegal más utilizada en Europa.

“El mercado de la cannabis es grande y muchos consumidores habituales pueden haber decidido abastecerse, anticipando la interrupción del mercado durante el período de confinamiento”, dice el informe, publicado el martes por la noche.

Dicho informe decía que “los compradores consolidados o posiblemente los nuevos compradores que buscan cannabis para consumo personal o para consumo entre su entorno social están aumentando sus actividades en el mercado”.

A los vendedores de toda Europa no les quedó más remedio que reducir la actividad presencial porque el confinamiento encerró en casa a millones de personas, clientes incluidos, dijo la agencia.

Sin embargo, la gente que quería comprar cannabis para uso personal seguía consumiendo, optando en cambio por las compras en internet.

Los datos recopilados por el observatorio revelaron que la página web de ventas Cannazon, perteneciente a esta “red oscura” y especializada en productos de cannabis, vendió entre enero y marzo mercancías por un valor estimado de 4,3 millones de euros y un volumen de 1,6 toneladas métricas.

Te puede Interesar  Charlotte Figi, la niña de Colorado que inspiró el movimiento CBD, muere de coronavirus

Sin embargo, no todas las drogas vendidas a través de las páginas de la red oscura mostraron un pico en las ventas: el informe mostró que la demanda de éxtasis, o MDMA, que se consume a menudo en discotecas y otros lugares públicos, parecía estar disminuyendo a medida que la gente se quedaba en casa.

El organismo descubrió que algunos vendedores trataban de mantener en alto la confianza de los consumidores asegurando a los compradores que los negocios iban “como de costumbre”, mientras que otros reconocían los problemas causados por el coronavirus.

Algunos vendedores decidieron suspender sus actividades durante la crisis, mientras que otros trataban de estimular las ventas ofreciendo descuentos y reduciendo las cantidades mínimas de los pedidos.

“Debido a los recientes acontecimientos mundiales hemos reducido nuestro pedido mínimo para que todos puedan disfrutar durante los tiempos de cuarentena”, escribió un vendedor citado por la agencia en una web de la red oscura.

Aunque las ventas se originaron principalmente en el Reino Unido y Alemania, los Países Bajos también fueron otro de los orígenes de algunas de las drogas que se ofrecían.

Fuente