En un estudio observacional, 184 pacientes mayores de 65 años mejoraron varios síntomas con un tratamiento con cannabis. Científicos de la Universidad Ben-Gurion del Néguev, Israel, presentaron los resultados de su estudio en el Journal of Clinical Medicine. Los participantes fueron tratados entre abril de 2017 y octubre de 2018.

Después de 6 meses, el 58% seguía consumiendo cannabis, el 64% eran mujeres y la edad media era de 81 años. El 34% informó eventos adversos, los más comunes de los cuales fueron mareos (12%) y somnolencia y fatiga (11%). De los encuestados, el 85% informó de algún grado de mejoría en su condición general, incluyendo dolor y problemas para dormir, que no podían ser tratados con medicamentos estándares. Sus autores afirman que la precaución especial “está justificada en los adultos mayores debido a la polifarmacia, los cambios farmacocinéticos, el deterioro del sistema nervioso y el aumento del riesgo cardiovascular”.

Abuhasira R, Ron A, Sikorin I, Novack V. Medical Cannabis for Older Patients-Treatment Protocol and Initial Results. J Clin Med. 2019;8(11).

Fuente IACM