Los gobiernos del mundo deben aceptar que la guerra contra las drogas ha fracasado, por eso se debe tomar otro rumbo. El artículo incluye una entrevista a Milton Friedman, Premio Nobel de Economía.

Esto fue expuesto en 1991 por el Premio Nobel Milton Friedman (MF) en una entrevista realizada por Randy Paige (RP) y televisada para el programa “America’s Drug Forum” donde el economista trata sobre la inmoralidad e ilegalidad de la Guerra Contra las Drogas y la necesidad de legalizarlas y regularlas.

En el presente, México sufre las secuelas de esta guerra al igual que Colombia. Al mismo tiempo, países como Bolivia, Perú y Brasil sufrirán sus efectos devastadores si antes no se pone freno a esto. A continuación me permito transcribir una primera parte de la entrevista, cuyas ideas y argumentos sirven para defender la despenalización:

RP.-
El tema de la legalización de las drogas. ¿Cómo ve a los EEUU cambiando positivamente bajo este sistema?
MF.- Veo a los EEUU con la mitad del número de prisiones, con la mitad de número de prisioneros, diez mil homicidios menos cada año, ciudades donde sea menos probable que la gente pobre tema por su vida, donde ciudadanos que podrían ser respetables y que ahora son adictos no se vuelvan delincuentes para obtener su droga, que puedan obtener su droga con calidad asegurada.  Lo mismo sucedió con la prohibición del alcohol como sucede hoy con las drogas. Durante la prohibición del alcohol, las muertes por envenenamiento a causa de sustancias ilegales mezcladas en el alcohol adulterado aumentaron dramáticamente. Al igual, bajo la prohibición de las drogas, han aumentado las muertes por sobredosis y por adulteración de sustancias.

RP.- En su opinión ¿Cómo afectaría negativamente la legalización de las drogas a los EEUU?
MF.- El único efecto adverso que podría traer la legalización es que es muy probable que más gente consuma drogas. Eso no queda claro del todo. Pero si legalizamos, destruimos el mercado negro, el precio de las drogas disminuye drásticamente y como economista un menor precio genera mayor demanda. Sin embargo, hay algunas condiciones importantes para que eso suceda, el efecto de la criminalización y considerar las drogas ilegales, es que lleva a la gente a consumir de las drogas más blandas a las más duras… Mira, la gente que se encarga del narcotráfico no es diferente al resto de nosotros, sólo tiene una actitud más empresarial y están menos preocupados por lastimar a otras personas… pero están en un negocio y están tratando de hacer todo el dinero que pueden; descubrieron una excelente manera de hacer más dinero, al diluir el crack con bicarbonato u otras de esas cosas, así que idearon dosis de cinco o diez dólares.

RP.-…En lo relativo al crack, considerando que es muy adictivo y…
MF.– Yo dudaría si es adictivo, pero entiendo por los expedientes médicos que indican que no es más adictivo que otras drogas. De hecho, la droga más adictiva es el tabaco y todos están de acuerdo.

RP.- …Si las drogas fueran legalizadas. Y si el crack/cocaína estuviera a un precio bajo. ¿Podría ser devastador? Ya que si es tan placentero como dicen, más gente podría obtenerla y consumirla durante un largo periodo de tiempo.
MF.- Puede ser, Nadie puede asegurar con certeza que pasará en ese caso. Es algo dudoso, porque en todos los experimentos con drogas legales, los usuarios tienen la tendencia de consumir de las drogas más fuertes a las más débiles y no al revés. Al igual que uno pasa de una cerveza normal a la cerveza light. Hay una tendencia de pasar de los cigarrillos sin filtro a los cigarrillos con filtro y bajo alquitrán. Así que no se puede descartar lo que dices. Pero y éste es un pero importante, el daño causado será mucho menor al causado hoy en día, por varias razones, lo que más molesta del crack no es lo que decías anteriormente, sino los bebés del crack. Esa es la verdadera tragedia. Son víctimas inocentes. No decidieron ser bebés del crack, como los bebés que nacieron con síndrome alcohólico.

RP.- Como sabe estamos experimentando el problema en proporciones epidémicas. Uno de cada cuatro niños que entra a un hospital de Maryland es adicto.
MF.- Pero no necesariamente los bebés se vuelven adictos. Tienden a nacer con bajo peso y con problemas mentales. Pero sabemos que el número de problemas provocados por el alcohol es mucho más grande. Así que tenemos la misma problemática, eso es lo que me preocupa. Ahora supongamos que legalizamos, bajo las actuales circunstancias a una madre embarazada adicta al crack le da miedo buscar tratamiento prenatal, porque se entregaría como una criminal. Podrían meterla a la cárcel, bajo la legalización de las drogas no existiría ese impedimento. Y aun los adictos al crack, las madres, tienen un sentido de responsabilidad por sus hijos. No tengo duda que bajo esas circunstancias sería posible tener un sistema más efectivo de cuidado prenatal. Un sistema más efectivo para persuadir a las personas que usan drogas para que no tengan hijos o para dejarlas mientras lo tienen.

RP.- Vayamos al principio… ¿cómo se formó su idea a favor de la despenalización…
MF.- Soy lo bastante viejo para haber vivido la prohibición… (Prohibición del alcohol años 20 del siglo pasado), ¡el alcohol estaba disponible en todas partes! La adulteración era muy común. ¡Cualquier idea de que la prohibición evitaba que la gente bebiera era absurda! Había cantinas clandestinas por doquier, pero más que eso, teníamos el espectáculo de Al Capone, de los secuestros, de la guerra entre pandillas. Todos estaban demasiado paralizados para darse cuenta… cualquiera con dos ojos podía ver que éste era un maltrato, que estábamos haciendo más daño que bien. Me convertí en economista, y como economista reconocí la importancia de los mercados, la libertad de elección, la soberanía del consumidor y llegué a descubrir el daño que se hace cuando uno interfiere en ellos.

Fuente