Una investigación policial dirigida contra uno de los estudiosos más prominentes de Brasil sobre el cannabis ha desencadenado una ola de protestas entre los científicos. Afirman que el movimiento de las autoridades del estado de São Paulo amenaza la libertad de investigación en un momento en el país en que la ciencia se enfrenta a graves problemas debido a los draconianos recortes presupuestarios.

El 21 de febrero la policía interrogó a Elisaldo Carlini, de 87 años, profesor jubilado de psicofarmacología de la Universidad Federal de São Paulo, bajo sospecha de incitar a la delincuencia relacionada con las drogas, según las autoridades. Todavía están investigando el caso y por ahora no lo han acusado de nada. Según documentos de Rosemary Porcelli da Silva, la fiscal del estado de São Paulo que solicitó la apertura del caso contra Carlini, vio “en teoría, fuertes indicios de incitación” en un simposio sobre el cannabis que organizó en mayo del año pasado.

Nature del 8 de marzo de 2018

Fuente IACM