Es momento de reflexionar si no estamos cometiendo un grave error al criminalizar el consumo de drogas. Igual que está legalizada la venta del alcohol y el tabaco, la venta de sustancias psicoactivas también debería estar legalizada.

Porque el asunto de las drogas debe ser un problema de salud, no de seguridad, el empresario Alberto Santos de Hoyos se pronunció por la descriminalización de las drogas.

El entrevistado recordó que a principios del siglo pasado el alcohol se prohibió en Estados Unidos y ello generó violencia, por lo que 12 años después se dio marcha atrás. Dijo que este ejemplo pudiera servir a México en el caso de las drogas prohibidas aquí.

El ambiente de inseguridad actual, dijo, afecta el clima de inversiones, ya que la situación está llegando a índices no deseados.

“Hemos satanizado el término del narcotráfico, y se nos olvida que el narcotráfico es una consecuencia del consumo de narcóticos, del consumo de drogas, y creo que es momento oportuno de reflexionar si no estamos cometiendo un grave error al criminalizar el consumo de drogas y por consiguiente la distribución, el tráfico, la venta de las mismas, para muchos analistas este es un problema de salud pública, no es un problema de policía”.

“Para mí ahí está el origen de este grandísimo problema, tenemos que descriminalizar el consumo de las drogas y verlo como un problema muy grave de salud y de educación. Igual que está legalizada la venta del alcohol y la venta de tabaco, la venta de enervantes también debería estar legalizada o cuando menos no criminalizada”, dijo.

Para Alberto Santos, el problema de la violencia tiene profundas raíces en la descomposición social que hay en la sociedad, diferencias inadmisibles sobre las que se debe trabajar en todo el país para lograr una justicia social.

Al haber una sociedad más justa, según Alberto Santos, el daño que provoca el crimen organizado sería menor.

Aunque dijo que con o sin crimen organizado se debe de hacer un esfuerzo extraordinario para lograr un país que tienda hacia mayor equidad.

“El problema de inseguridad es muy complejo, muy difícil de precisar o de dar una definición exacta, pero es un problema que tiene profundas raíces en la descomposición social, y parte de la descomposición social estriba en que vivimos en una sociedad mucho muy injusta, no me canso de decirlo. Hay diferencias inaceptables, insostenibles, que tenemos que trabajar más allá de lo que hagan nuestros gobernantes.

“Nosotros como sociedad tenemos que preocuparnos por mitigar estas diferencias, hacer un país, una sociedad mucho más justa de lo que hemos sido hasta ahorita. Desde luego que el problema de la violencia y el crimen organizado no necesariamente está ligado al problema de las injusticias sociales que hemos vivido en este país, pero sin duda tiene un elemento que los liga, si tuviéramos una sociedad más justa, creo que el mal que provoca el crimen organizado sería mucho menor”, concluyó el empresario.


Le conceden premio por labor social

Por su destacada labor al apoyar a los que menos tienen, el empresario Alberto Santos de Hoyos y la Asociación Programa Lazos, fueron galardonados ayer con el premio Eugenio Garza Sada 2010, que otorga el Tecnológico de Monterrey.

En un evento realizado en el campus Monterrey, en la categoría de Personas, fue reconocido Alberto Santos de Hoyos, por su labor al frente de instituciones como Nuevo Amanecer, Andares, Casa Hogar la Gran Familia y Renace; mientras que en la categoría de Emprendimiento Social, el premio lo recibió el director de esta organización, Javier Alarcón.

El Premio Eugenio Garza Sada se entrega anualmente desde 1993 y reconoce a las personas e instituciones cuya labor y trayectoria, están inspiradas en los valores que distinguieron a Don Eugenio Garza Sada.

El jurado fue integrado por Blanca Maiz de Lara, como representante social; Juan Carlos Garza Garza, director general de Impulsora X-1, y Jorge Fernández Menéndez, periodista y directivo del Grupo Imagen, quienes seleccionaron de entre 100 propuestas que se les presentaron.

Fuente