llinois recaudó casi $52.8 millones en ingresos fiscales durante los primeros seis meses de ventas de marihuana recreativa, lo que le lleva un poco de luz a las finanzas estatales afectadas por la pandemia.

La cifra casi duplica las estimaciones presupuestarias del gobernador J.B. Pritzker, pues se proyectó que el estado recaudaría $28 millones en ingresos por impuestos al cannabis antes del 30 de junio.

Las ventas de marihuana recreativa siguieron en aumento durante la pandemia, mientras que muchos otros minoristas vieron caer sus ventas. Los dispensarios establecieron un récord mensual en junio, cuando vendieron $47.6 millones de marihuana recreativa.

Las ventas totales de marihuana recreativa en los primeros seis meses superaron los $239.1 millones.

De los $52.8 millones en ingresos fiscales, el estado recaudó alrededor de $34.7 millones en impuestos al consumo de cannabis y $18 millones en impuestos a las ventas, según un comunicado de prensa de la oficina de Pritzker. Los ingresos por impuestos a las ventas se compartirán con los gobiernos locales.

El estado espera que $25.9 millones se destinen a su fondo general, que paga la mayoría de las operaciones diarias, y una parte se invertirá en las comunidades afectadas por la guerra contra las drogas.

Las arcas del estado necesitaban el nuevo flujo de ingresos por impuestos a la marihuana. Los ingresos del fondo general de Illinois terminaron el año fiscal el 30 de junio, con $1.100 millones menos que el año pasado, según el informe mensual de junio de la Comisión de Pronóstico y Responsabilidad del Gobierno.

Según el informe, COVID-19 golpeó las tres principales fuentes de ingresos fiscales del estado: ingresos personales, ingresos corporativos e impuestos a las ventas. También sufrieron impuestos menos lucrativos, como los cigarrillos y los seguros.

Te puede Interesar  Compañía de aceite para vaporizadores de cannabis es comprada por casi US$1.000 millones

Los impuestos a la marihuana varían según el producto y la concentración de THC, que se muestra en el envase. Los productos con infusión de marihuana tienen un impuesto del 20%. El resto de la marihuana con 35% de THC o menos está gravada con un 10%, y la marihuana con un contenido de THC superior al 35% está gravada con un 25%.

A eso se le agregan los impuestos a las ventas estatales y locales estándar. Los municipios también pueden recaudar hasta un 3% en impuestos a la marihuana. Muchos, incluido el condado de Cook, han decidido hacerlo.