Los agentes identifican a más de una docena de personas y se incautan de hachís y marihuana en un establecimiento que ya fue cerrado hace semanas

fectivos de la Policía Local y Nacional de Orihuela, en una operación conjunta, clausuraron a última hora de la tarde de ayer un club a favor del cannabis del municipio, en una investigación que sigue abierta al cierre de esta edición y de la cual no se facilitaron más datos.

El establecimiento, legalizado y abierto al público, está situado en la calle San Agustín, que fue cortada por vehículos de ambos Cuerpos de Seguridad, además de trasladar hasta este lugar una furgoneta para el transporte del material incautado.

Vecinos del lugar y, especialmente, jóvenes, se agolpaban en las inmediaciones del lugar comprobando cómo se desarrollaban las tareas por parte de agentes de ambos cuerpos sin permitir a los ciudadanos pasar por la zona. En la investigación los policías se habrían incautado de otras sustancias como hachís así como de una cantidad de dinero sin determinar. Más de una docena de personas, entre ellos clientes del establecimiento, han sido identificados por los agentes y serán citados a declarar en dependencias policiales.

Este club ya fue cerrado hace algunas semanas en otra operación realizada por la Policía de Murcia, aunque volvió a reabrir sus puertas al cabo de pocos días con autorización judicial. El cierre cautelar de las instalaciones se realiza en plenas fiestas de Orihuela cuando, supuestamente, este establecimiento tenía un gran número de clientes.

Fuente