La industria del cannabis no se ve golpeada por la crisis, todo lo contrario. La demanda es tal que muchos se quedan sin sus dosis medicinales en Alemania. El nuevo virus podría emperorar su suministro en el país.

El cannabis, ¿tan importante como la leche y el pan? Suena a una mala broma, pero en tiempos de coronavirus, la marihuana tiene incluso el permiso oficial, al menos en algunos estados de EE. UU. Allí se permitió que las tiendas de cannabis permanecieran abiertas al igual que los supermercados y panaderías. “Esto muestra que el cannabis está anclado en la sociedad”, dice el analista Stephen Murphy, al interpretar la decisión de algunos estados de EE. UU. de clasificar el cannabis como un bien esencial.

Su compañía, Prohibition Partners, es un símbolo del bombo que rodea a esa planta verde. Alrededor de 40 empleados trabajan con Murphy en Londres, Barcelona y Dublín. Analizan el mercado global del cannabis, hacen estudios para los negocios, la ciencia y la política y son independientes, según sus propias declaraciones. La crisis del coronavirus ha hecho que los inversores, en general, actúen con más cautela. Esto se percibe también en el sector del cannabis. “La industria todavía es nueva, necesita mucha inversion en máquinas, tecnología y personal. Vemos que a algunas empresas les resulta mucho más difícil obtener capital”, afirma.

Récord de ventas, gracias al confinamiento

El tema económico es probablemente complicado, porque los cultivadores de marihuana no necesariamente ostentan una buena reputación. Además, varias compañías han desaparecido y, con ellas, el dinero de muchos inversores. Especialmente en Canadá, la nación por excelencia de esta hierba, el lanzamiento de la marihuana en 2018 fue bastante decepcionante. Esta es también la razón por la que los precios de las acciones de casi todas las compañías de cannabis están por los suelos.

Te puede Interesar  Aumenta un 78% la venta de cerveza durante la primera semana del estado de alarma

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

“Los inversores se han vuelto más realistas sobre el potencial del cannabis”, dice Murphy. Muchas empresas han frenado sus planes de expansión y han recortado empleos. Por ejemplo, la empresa Canopy Growth redujo algunas de sus actividades en América Latina y África.

Nuevo virus, nuevas oportunidades

Desde la aparición del coronavirus, esta industria ofrece de nuevo noticias positivas. Por ejemplo, debido al anuncio de confinamiento, en algunos días de marzo vendieron casi el doble de marihuana que en los meses anteriores en Estados Unidos: también se compra ahora más cannabis en Canadá, mientras los bares y restaurantes permanecen cerrados.

Canadá es el único país industrial, hasta la fecha, donde el cannabis es legal en todos los ámbitos. El 19 de septiembre de 2020, en Nueva Zelanda se consultará a la población al respecto. En Estados Unidos, Stephan Murphy cree que ser usará como tema en las próximas elecciones. El cannabis está permitido en 33 estados con fines médicos o en su totalidad, pero prohibido por ley. “Nadie dejará este potencial de votantes a otros, ni siquiera Trump”, asegura Murphy.

El mercado alemán también sigue creciendo

El consumo recreativo de cannabis en Alemania no está permitido. Durante más de tres años, se ha recetado a personas con enfermedades. En algunos casos, las aseguradoras corren con los gastos. Según las cifras del Instituto Alemán de Medicamentos y Fines Medicinales, la demanda ha aumentado continuamente hasta finales de 2019.

En total, las ventas de cannabis medicinal en Alemania en el último año ascendieron a 120 millones de euros. Se trata de un sector cada vez más competitivo: más de 50 empresas cuentan ahora con un permiso de importación, según la revista Marijuana Business Daily.

Sobre todo la carencia de ropa protectora, debido al coronavirus, podría haber dejado huella. Las flores de cannabis se controlan y se elaboran en porciones en farmacias en Alemania. Dado que muchos pacientes de cannabis pertenecen al grupo de riesgo, todo el procesamiento debe hacerse con ropa protectora.

Te puede Interesar  Los consumidores de cannabis se aferran a la "internet oscura" para abastecerse

¿Habrá una primera cosecha alemana de cannabis?

Una gran cantidad de cannabis sigue llegando aún a Alemania desde los Países Bajos y Canadá. Pero el coronavirus también tiene un impacto en la logística, dice Stephen Murphy de Prohibition Partners. Incluso antes de la propagación de la COVID-19, los farmacéuticos y los pacientes se habían quejado repetidamente sobre periodos de escacez. El cultivo controlado en Alemania podría cerrar esa brecha. En abril de 2019, la Agencia Alemana de Cannabis se decantó por tres compañías.

Estas están obligadas a entregar la primera cosecha a esa agencia a fines de 2020, pero ¿habrá cambios por el coronavirus?. JürgenNeumeyer, gerente de la Asociación de la Industria de Cannabis, cree que es un objetivo “muy ambicioso”.

Fuente