Un artículo de opinión sobre el problema de la narcoviolencia en México. Para el autor, es evidente quién es el responsable.

La doble culpabilidad de EU. El auge de la narcoviolencia en México.

Estados Unidos tiene una doble culpabilidad por la actual narcoviolencia en México. Primero, porque es el principal consumidor de drogas del mundo. Y segundo, porque muchas de las armas que utilizan los narcotraficantes mexicanos vienen de este país.

El mismo día que la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos reafirmó el derecho de todos los individuos a portar armas -como indica la Segunda Enmienda de la Constitución-  y que los estados y ciudades deben acatar ese fallo, era asesinado en México un candidato a gobernador, Rodolfo Torre Cantú.

Y ambos hechos están ligados. Roberto Torre Cantú era el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la gubernatura de Tamaulipas para las elecciones del domingo 4 de julio.

Pero lo mataron en su camioneta, camino a otro acto de campaña, en un incidente que el presidente mexicano Felipe Calderón atribuyó al narcotráfico. Se trata del peor asesinato político en México desde 1994.

No me sorprendería si se descubre que fue asesinado con un arma proveniente de Estados Unidos.

Cuando el presidente Calderón vino a Washington el pasado mes de mayo, denunció que el 80 por ciento de los 75,000 rifles y pistolas confiscados en México en los últimos tres años provenían de Estados Unidos.

“Hay un asunto en que México necesita su cooperación”, dijo el mandatario mexicano en su discurso ante el pleno del Congreso norteamericano. “Y es el evitar el tráfico de armas de asalto y otras armas mortíferas a través de la frontera”.

Aunque lo propuso durante su campaña presidencial, Obama aún no ha reestablecido la prohibición a la venta de armas de asalto, que son las más letales y las preferidas por los criminales. (La prohibición, firmada por el presidente Bill Clinton en 1994, la dejó expirar el mandatario George W. Bush en el 2004.)

Y muchas de esas armas de asalto están terminando en manos de narcos mexicanos.

Pero la violencia por las armas de fuego no solo está ocurriendo del lado mexicano.

En Estados Unidos hay 200 millones de armas, responsables de unas 30 mil muertes anuales, según calcula la Agencia France Presse.

Fuente y artículo completo