Así dice el ministro de salud mexicano, José Ángel Córdova, que añade que está probado que en aquellos sitios donde se ha legalizado el uso de drogas, su consumo se ha incrementado.

Los gobiernos de México y Estados Unidos comparten la política de no legalizar el uso y consumo de drogas, coincidieron el secretario de Salud, José Ángel Córdova, y el director de la Oficina de Política Nacional de Fiscalización de Drogas de Estados Unidos, Gil Kerlikowske.

Durante el Encuentro Binacional para la Cooperación en Materia de Reducción de la Demanda de Drogas México-Estados Unidos, donde estuvo presente la primera dama, Margarita Zavala, el titular de Salud, indicó que está probado que en aquellos sitios donde se ha legalizado el uso de drogas, su consumo se ha incrementado.

Córdova Villalobos destacó que hay evidencia científica y estudios que demuestran que es perjudicial, especialmente en jóvenes, el consumo de drogas. En cuanto a la mariguana, comentó que ni siquiera como medicamento debe o puede emplearse, ya que hay medicinas que pueden resolver con mayor efectividad los problemas que puede atender esa droga.

En tanto, Gil Kerlikowske comentó que además de compartir la visión de que el problema de las drogas es un problema que debe atenderse en conjunto por México y su país, explicó que el gobierno de Barack Obama se opone a la legalización de cualquier droga.

En el evento celebrado en el Instituto Nacional de Psiquiatría, el representante de Estados Unidos dijo que muchos funcionarios de su país, los mismo que en California, donde se votará legalizar la mariguana, se oponen a que pueda permitirse el consumo de este enervante.

Dijo que aunque esta idea de legalizar drogas que incluso se está vendiendo como la posibilidad de reducción de la violencia, es falsa porque no pensamos que puede tener un impacto en la reducción de los niveles de actos de violencia en ninguna parte, como tampoco pueda resultar en un aspecto positivo de la economía “nosotros sabemos que no va a ser útil legalizar las drogas, y por el contrario pensamos que será altamente perjudicial. Que quede clarísimo que esa es nuestra posición”, apuntó.

Fuente