La ciencia ha demostrado que el consumo de cannabis mejora la capacidad de ver en la oscuridad.

Un porro. Ésa es la barrera entre desarrollar superpoderes o seguir siendo normal. Convertirse en Stitch (el alienígena azul que formaba parte de la ohana de Lilo) y poder deambular con total ausencia de luz puede estar al alcance de los dedos. Y lo dice la ciencia.

Según un estudio publicado en eLife, el consumo de cannabis mejora la habilidad de ver en la oscuridad. La investigación, liderada por Loïs Miraucourt, del Instituto Neurológico de Montreal, se basó en el tratamiento del tejido ocular con cannabinoides (compuestos orgánicos que contiene el cannabis) y sus efectos en las células. Los científicos comprobaron que la sustancia aumentaba la sensibilidad de las células e incrementaba la frecuencia con la que éstas disparaban estímulos de luz brillante y tenue.

La explicación científica es que esta mejora se debe a la inhibición de la proteína NKCC1 y su acción sobre el receptor CB1, que provoca una reducción en la concentración de iones de cloruro dentro de las células ganglionares retinales, haciéndolas más excitables y sensibles a la luz.

Si bien ya se sabía que los cannabinoides tenían un efecto neuroprotector en las células de la retina, nunca antes se había demostrado que podían mejorar la visión nocturna. Pero Miraucourt no ha sido el primero en querer averiguar si los cigarros de la risa podrían tener más efectos en los globos oculares aparte de dilatar las retinas y aportarles esa rojez tan característica. M. E. West, un farmacólogo jamaicano, ya comenzó a sospechar hace 25 años de los poderes de esta droga en la visión tras observar a unos pescadores y su destreza sorteando peligros en alta mar.

El grupo de trabajadores navegaba por la noche entre los arrecifes de coral por unas complicadas rutas con una habilidad difícil de creer sin contar con la ayuda una brújula o el apoyo de una luz. Pero es que los pescadores ya se habían fumado la ayuda. West decidió investigar el fenómeno y llegó a la conclusión de que quienes habían consumido cannabis o ron hecho a base de hojas y tallos de la planta antes de zarpar contaban con una visión nocturna mucho mayor que la suya.

Te puede Interesar
Empresa Barcelonesa Especializada en Productos con Base de Cáñamo/CBD

Los propios pescadores confesaron al farmacólogo que habían tomado el ejemplo de sus homólogos marroquíes y los habitantes de las montañas del Rif. Intrigados por el ritual, un grupo de científicos se desplazó a la zona en 2002 y llevaron a cabo otro experimento. Contaban con cuatro voluntarios. A uno de ellos le suministraron cannabinoides y al resto hachís para analizar la sensibilidad de su visión nocturna antes y después de que consumiesen las sustancias. Descubrieron que, efectivamente, el cannabis la había mejorado.

Creer que se tienen superpoderes bajo los efectos del cannabis no es algo nuevo, pero ahora está comprobado que, al menos, si notamos que nuestra visión nocturna mejora, no es sólo una ilusión. De haberlo sabido antes, Bruce Wayne se habría ahorrado una pasta añadiendo accesorios a su traje de Batman. Con fumarse un canuto le habría bastado.

Fuente