Reportes locales profundizaron en la captura de un traficante de drogas irlandés, quien luego de ser condenado, se incautaron sus billeteras de Bitcoin, de que las perdió acceso desde antes de su arresto inicial en 2017

En lo que se presenta como el caso más grande de la Oficina de Activos Criminales de Irlanda, los más de 50 millones de dólares en bitcoins confiscados a un narcotraficante irlandés, se encuentran atrapados en más de 12 billeteras donde el criminal guardaba las ganancias por la venta de sus cultivos de cannabis durante más de 12 años

En 2017, una gran casualidad, llevó a Clifton Collins de 46 años a cambiar su vida radicalmente, luego de estacionar su vehículo, un Lexus 4×4, en el campo forestal de Sally Gap, en el medio de la nada, a las 2:30 de la madrugada, cuando una patrulla de la policía nacional de Irlanda en medio de su recorrido de rutina, decidió investigar, lo que terminó en la revisión del vehículo que tenía mercancía de cannabis valorada en 2.000 euros, y el comienzo del descubrimiento de su historia.

Un par de reportes recientes por parte del Irish Times, cuenta la historia de Collins, hoy con 49 años, condenado a 5 años de prisión por cultivo y venta ilegal de cannabis durante 12 años, que vendió en Dublin durante todo ese tiempo. Entre 2005 y 2017, Collins cultivó más de 500 plantas de cannabis, en tres casas alquiladas ubicadas en los condados de Longford, Meath y Galway, que fueron revisadas por las autoridades tras su arresto, para luego venderlo a diferentes personas que no nombró en las entrevistas con la policía.

Te puede Interesar
Encuentran 84 kilos de marihuana en ambulancia que trasladaba a niña de urgencia

Entre 2011 y 2012, Collins compró bitcoins con la gran mayoría de sus ganancias, por un valor mínimo en comparación con el actual, lo que le permitió cosechar una fortuna millonaria con el pasar de los años, lo que despertó su preocupación ante algún hacker, por lo que decidió repartir su fortuna en 12 billeteras de Bitcoin, un total de 6.000 BTC repartidos a partes iguales entre las cuentas, 500 BTC cada una. Collins anotó las llaves de acceso en una hoja de papel común, tamaño carta, que luego guardó en una tapa de aluminio, dentro de una caja de caña de pescar en su residencia de Galway.

En 2017, luego de ser arrestado, hubo un robo en su casa, que antes había sido allanada por la policía, mientras que la mayoría de sus artículos fueron llevados a un vertedero local, pero en ambos casos, nunca hubo rastro de la valiosa caja de la caña de pescar, explicó la policía. Según declaraciones de testigos por parte de las autoridades, explican los informes, incluyendo su arrendador y las personas que ayudaron a mover sus fondos a las 12 billeteras, la policía determinó que Collins había perdido acceso a sus billeteras desde un año antes incluso de despertar la atención aquella madrugada, perdiendo así su millonaria fortuna en bitcoins, explica Irish Times.

Te puede Interesar
Juicio contra cuatro guardia civiles, dos empresarios y un vigilante acusados de sustraer 100 kilos de hachís a narcotraficantes

Uno de los informes, señala que en declaraciones con la policía irlandesa, Collins reconoció haber dado por perdido el dinero, explicando que fue «un castigo por su propia estupidez». Las 12 billeteras, con 6.000 bitcoins en su interior, fueron incautadas por la Oficina de Activos Criminales (CAB), donde están más de 53 millones de euros, unos 57 millones de dólares mientras que las autoridades esperan que «con el tiempo los avances tecnológicos permitan el acceso a las cuentas para que el bitcoin se pueda vender y el valor de este se convierta en efectivo del Estado», finaliza el informe.

Fuente