Energy Control-ABD, como programa de reducción de riesgos asociados al consumo recreativo de drogas, quiere compartir su conocimiento y ofrecer su visión sobre la alarma mediática que se ha generado por la ‘aparición’ de ‘nuevas drogas’ que se asocian a conductas violentas.

A lo largo de las últimas semanas, se ha publicado numerosas noticias sobre la ‘flakka’, una ‘nueva droga’ a la que se le atribuye efectos como agresividad extrema, desorientación, agitación, delirios y alucinaciones . En definitiva, conductas tipificadas como extrañas o erráticas.

Ante la alarma social generada, desde Energy Control-ABD queremos manifestar que:

  • La droga llamada ‘flakka’ es Alfa-PVP (α-Pyrrolidinopentiofenona), una sustancia del grupo de las catinonas con efectos estimulantes.
  • Es relativamente nueva como sustancia recreativa, pero se trata de una sustancia patentada por una compañía alemana en 1967.
  • Hace efecto a partir del consumo de entre 3mg y 5mg. Incrementos de pocos miligramos producen una fuerte estimulación. Los efectos duran entre 2 y 3 horas.
  • Energy Control-ABD detectó por primera vez Alfa-PVP en noviembre de 2011. Hasta hoy, ha sido detectada en 19 ocasiones.
  • Aparece con más frecuencia vendida como otra sustancia. Las muestras fueron remitidas a nuestro Servicio de Análisis como: MDMA (5 muestras), desconocida (3), metilona (2), 3-MMC (2), ketamina (2), un legal high llamado Ocean Snow (1) o mefedrona (1), anfetamina (1). Tan sólo en 2 ocasiones fue remitida como alfa-PVP.
  • En ocasiones, aparece combinada con otras sustancias. 10 de las 17 muestras sólo contenían alfa-PVP. En dos de ellas, se encontró alfa-PVP y diluyente, y en otras dos, alfa-PVP más subproductos de síntesis. En una muestra, la alfa-PVP venía mezclada con lidocaína y subproductos de síntesis (Ocean Snow), en otra con metoxetamina y en otra con MDMA.
  • No se dispone de estudios en humanos sobre su toxicidad ni su prevalencia de uso.
  • Tras la primera generación de catinonas (MDPV, metilona y mefedrona), aparece la segunda generación, de la que la alfa-PVP forma parte. Esta segunda generación busca reemplazar a la primera, a medida de las sustancias se van fiscalizando. En España, no está prohibida.
  • Antes de atribuir intoxicaciones o muertes a una determinada droga, se debe esperar a conocer los resultados toxicológicos que confirmen su presencia en el organismo de lapersona afectada. Además, es imprescindible distinguir los casos anecdóticos o excepcionales de los casos frecuentes.
  • Todas las drogas estimulantes pueden generar, en dosis altas o en personas predispuestas, episodios de agresividad o violencia. Conviene destacar que, en nuestro entorno, la droga más asociada a este tipo de problemas es el alcohol.

Los profesionales del ámbito de las drogas y los medios de comunicación debemos evitar las simplificaciones, los alarmismos y los mensajes no contrastados. De lo contrario, corremos el riesgo de perder prestigio y credibilidad, sobre todo ante los consumidores, efectivos o potenciales, que acudan a nosotros para buscar información o asesoramiento sobre los efectos de las sustancias.

Fuente ENERGY CONTROL