Desde la CUP apuntan por “ir creando instrumentos que vayan protegiendo el autoconsumo, que vayan legalizando el consumo de marihuana y que en definitiva vayan permitiendo que la Administración de Justicia se dedique a lo que se tiene que dedicar”.

El diputado de la CUP, Benet Salellas, ha señalado que su partido apuesta por “la legalización de forma clara y plena del cannabis y de muchas otras sustancias”. Así lo ha asegurado durante el debate parlamentario sobre la regularización de asociaciones de consumo de cannabis.

Desde la CUP defienden, según informa La Gaceta, que su legalización supondría desahogar la Administración de la Justicia.

Salellas ha denunciado que “existe en nuestra sociedad muchísima hipocresía; hipocresía institucional que permite que algunas drogas estén legalizadas y otras no, e hipocresía que nos sitúa en laberintos sobre si el autoconsumo está permitido pero la venta está prohibida”.

Por lo tanto, propone “ir creando instrumentos que vayan protegiendo el autoconsumo, que vayan legalizando el consumo de marihuana y que en definitiva vayan permitiendo que la Administración de Justicia se dedique a lo que se tiene que dedicar y a lo que preocupa realmente a la gente de este país, que es luchar contra la corrupción, contra los abusos de poder y contra los grandes intereses“.

Un plan de ordenación territorial para consumidores de Cannabis

En Barcelona se ha puesto en marcha un plan de ordenación territorial de clubes y asociaciones de consumidores de Cannabis. La medida de Colau ha contado con el apoyo de ERC, la CUP y el PSC. Mientras que, Ciudadanos se abstuvo y PP y CiU la rechazaron.

Te puede Interesar
El PSOE responde a C's: el cannabis medicinal, a la Comisión de Drogas

Y es que los populares creen con este plan, Colau “facilita la implantación de estos clubes a 100 metros de escuelas o equipamientos infantiles e indulta a 112 clubes cannábicos que deberían haber cerrado por incumplir la normativa que ahora se ha modificado”.

En este sentido, el líder del PP de Barcelona, Alberto Fernández, ha asegurado que “sitúa a Barcelona en las principales guías turísticas del cannabis y supone un efecto llamada de este tipo de turismo”. Y concluye que Colau quiere “convertir Barcelona en la capital del porro acercando los clubes de cannabis a los colegios”.