La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a tres miembros de la asociación cannábica Lacy Laplante a sendas penas de seis meses de prisión y multas de 1.000 euros por narcotráfico, además de a un hombre que admitió, al ser detenido, que estaba transportando casi medio kilo de marihuana para su posterior venta. A este, V. B. E., le impone un año de cárcel y 500 euros de multa.

La investigación policial nació de las quejas vecinales por el olor a marihuana en la sede, en la zaragozana calle Julián Ribera. En agosto del año pasado, tras el arresto de V. B. E., se registró el inmueble en presencia de los tres miembros y hallaron dos kilos de droga y 1.700 euros.

Pese a que la asociación estaba constituida con el objeto social, entre otros, de normalizar el uso del cannabis, los magistrados entienden que esto no ampara el hacer «acopio de droga» para venderla.

En la línea de la reciente condena (aquella de conformidad) a nueve miembros de la SECA, una sociedad similar, los magistrados reducen la pena aplicando el llamado error vencible. Esto es, que los socios creían actuar legalmente, pero debieron informarse.

Fuente