La mayoría de los miembros del partido derechista VVD (Volkspartij voor Vrijheid en Democratie, Partido Popular para la Libertad y la Democracia) quiere un cambio en la política sobre el cultivo legalizado del cannabis. En el reciente congreso del partido la mayoría de los miembros votaron para poner fin a la “extraña situación” en la que se acepta la venta de pequeñas cantidades de cannabis en cafeterías autorizadas en los Países Bajos pero no su producción.

Ahora aparecerá en el manifiesto del partido para las elecciones generales de 2017 el compromiso con la “regulación inteligente” del cultivo y la venta, y despeja el camino para un cambio en la política del próximo gobierno, según manifestaron. Ahora los defensores de la legalización del cultivo de cannabis son una mayoría en ambas cámaras del parlamento.

Dutch News del 21 de noviembre de 2016

Fuente