Holanda será sometida a un “confinamiento parcial” desde hoy miércoles, que incluye el cierre de los bares, restaurantes y coffeeshops para tratar de frenar el rebrote de la pandemia de covid-19, anunció el primer ministro Mark Rutte.

“Entramos en un confinamiento parcial”, declaró Rutte en conferencia de prensa televisada. “Eso molesta, pero es la única solución. Debemos ser más estrictos”, agregó.

La venta de alcohol y cannabis también será prohibida a partir de las 20h00 con la intención de reducir los contactos sociales que provocan el incremento de casos de covid-19, añadió Rutte refiriéndose a las medidas que serán aplicadas a partir del miércoles.

Restaurantes y cafés cerrarán para todo salvo compras de comida para llevar, así como los famosos “coffee shops“, expendios de cannabis.

“Ningún tipo de alcohol o drogas livianas serán vendidos directamente o enviados entre 08H00 pm y 07H00 am”, indican las nuevas reglas del gobierno y queda prohibido a esas horas el consumo público.

Las autoridades holandesas registraron el miércoles un récord diario de 7.393 nuevos casos coronavirus. La semana pasada se registraron 43.903 nuevos casos y 150 muertos.

Holanda tiene el tercer más alto promedio de nuevas infecciones por 100.000 personas en Europa en los últimos 14 días, detrás de República Checa y Bélgica, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades.

Te puede Interesar
Marihuana, alcohol y café: sustancias que se prefieren en cuarentena

Fuente