Hola amigos, mi nombre es Ignasi y os escribo de Cornellá. Tengo ocho plantitas en casa, cuatro AK-47 en su quinta semana de floración y otras cuatro Cronic por su tercera semana, metidas todas en unos AquaFarm de GHE que me han prestado, conectados entre sí por un Controller para que reciban todas las plantas la misma alimentación.

Pregunta: El problema es que desde hace unos días las hojas de mis plantitas se han empezado a poner amarillas y secas, especialmente las cuatro AK-47. Las Cronic empiezan a presentar los mismos signos aunque las hojas se han agarrotado un poco y se les han quemado las puntas. El agua que utilizo tiene, después de mezclar con los abonos, un pH de 6 – 6.2 por lo que no suelo regularlo. Estoy usando abonos Canna A+B junto con Canna Boost (3ml de cada producto por litro) ¿Qué es lo que puedo estar haciendo mal? ¿Qué le ocurre a mis plantas?

Respuesta: Hola amigo Ignasi, a juzgar por lo que nos cuentas y tras ver las fotos de las hojas que nos enviabas, es más que probable, que lo que les ocurre a tus plantas sea debido a la dureza del agua de la zona donde cultivas y un ligero exceso de abono. La dosificación normal para los fertilizantes de Canna, Hydro Vega A+B e Hydro Flores A+B es de 2.5ml de producto por litro para agua normal y de 2 a 2.5ml por litro para usuarios con agua dura como la de la costa. Este tipo de agua no sólo tiene un sabor distinto al agua normal y un pH ligeramente superior, además contiene gran cantidad de sales disueltas, especialmente calcio y magnesio (dependiendo de la zona las concentraciones de uno u otro elemento pueden variar), que hacen subir los niveles de EC del agua. La conductividad eléctrica o EC mide la capacidad que tiene un cuerpo de permitir el paso de la corriente eléctrica a través de él. En el caso de los líquidos como el agua la EC nos permite determinar la cantidad de sales disueltas en está y por tanto, la cantidad de abonos o alimento disuelto.

En tu caso, para corregir este problema, te aconsejo cambiar la mezcla de abonos del tanque de nutrientes y que realices un lavado de las raíces dejándolo funcionar sólo con agua durante 12 o 24 horas. Después rellena el sistema con una solución de agua y abono, pero con una dosis ligeramente inferior a la que estabas empleando, siempre por debajo de los 2.5ml por litro. También te recomiendo hacerte con un pequeño medidor de EC para evitar este tipo de problemas y conocer siempre la cantidad de nutrientes presentes en el agua. Si lo deseas, también puedes encontrar una práctica calculadora para los abonos Canna que te permitirá ajustar mejor las dosis de fertilizante en la página Web: www.canna.es/wrapper/1.