El aforo máximo de los locales será de 150 personas y no se podrán vender bebidas alcoholicas de más de 6 grados

El Ayuntamiento de Girona aprobó este lunes, gracias a la mayoría formada por el gobierno de coalición CiU-PSC, una nueva ordenanza para los clubs sociales de cannabis. Hace tres años, la ciudad se dotó de una primera normativa de carácter técnico. Ahora se da un paso más, se restringe el consumo y se detalla la graduación máxima de las bebidas alcohólicas disponibles en estos lugares.

La principal novedad de la reforma es la restricción del consumo de cannabis a tres gramos diarios o 25 semanales, hasta un máximo de 90 al mes. Solo podrán consumir los socios registrados como tales. Otra de las novedades es que los clubs tendrán prohibido tener plantaciones en el interior. Más aun, tendrán que presentar al consistorio un anuario con el registro de las cantidades suministradas.

La ordenanza mantiene el veto a los menores y la distancia con colegios y hospitales

La reforma obedece al aumento de peticiones para instalar clubs en la ciudad. Ante este fenómeno, y aunque en la ciudad solo hay de momento dos locales de estas características, el ayuntamiento ha decidido renovar el reglamento municipal “para establecer un vínculo de colaboración con los clubs en materia de prevención, información y formación asociados a las pautas de consumo prolongado”.

Te puede Interesar
L’Hospitalet de Llobregat regula los clubes de cannabis

LISTADO DE SOCIOS

Otros aspectos novedosos son los referentes al tipo de bebidas alcohólicas, que no podrán superar los 6 grados, así como la disponibilidad de los clubs para que en cualquier momento pueda acceder personal profesional para informar de los riesgos de excederse con el consumo. Cualquier club de cannabis deberá tener disponible en todo momento el listado de socios.

En cuanto a la capacidad, la normativa municipal permitirá abrir clubs con un aforo máximo de 150 personas. Al interior solo se podrá acceder desde la vía pública “y no desde locales adyacentes”. Los clubs, además, deberán dotarse de un doble sistema de ventilación: uno natural “y otro sistema artificial”.

Personal profesional podrá entrar en cualquier momento a advertir de los riesgos del consumo excesivo

De resto, la ordenanza mantiene las regulaciones ya detalladas en el 2014, por ejemplo la prohibición del acceso a los menores. También tienen prohibido instalarse a menos de 200 metros de colegios, institutos, parques con juegos infantiles y hospitales.

SANCIONES

En el capítulo de sanciones, el ayuntamiento considerará como graves el “tráfico de droga de cualquier tipo o admitir a menores de edad”. En las consideradas de tipo leve se encuentran “hacer propaganda o actividades para potenciar el consumo”.

A los clubs se les obligará a estar “debidamente registrados” como asociaciones de usuarios. Tendrán que estar censados en el Registro Municipal de Entidades y en el Registro de Asociaciones de la Generalitat, y en los registros estatales si fuera el caso.

Te puede Interesar
Anulada la Ordenanza de San Sebastián sobre clubs de cannabis

Fuente