La Corte Constitucional de Georgia dictaminó el 30 de julio que ya no se puede sancionar, por ejemplo con multas, por consumir cannabis. La decisión, que entra en vigor inmediatamente, se produce ocho meses después de que el tribunal aboliera las sanciones penales por consumo de cannabis.

El fallo se refiere únicamente al consumo de cannabis, mientras que el cultivo y la venta siguen siendo un delito. El veredicto, emitido por los cuatro jueces superiores del tribunal, dice que castigar a alguien por consumir cannabis sólo sería constitucional si el consumo implica a terceras personas, como consumir en un centro educativo, en ciertos espacios públicos como el transporte o en presencia de niños.

El Tribunal Constitucional prohibe todas las penas por consumo de cannabis en Georgia

Fuente