Sobre la mesa quedó ayer en el pleno del Ayuntamiento de Antigua la propuesta de aprobación de la ordenanza municipal de regulación de los clubes de cannabis. La Federación de Asociaciones Cannábicas de Canarias presentó, a través de la iniciativa ciudadana, esta propuesta que convertiría a Antigua en el primer municipio de Canarias en regularizar la actividad de este tipo de clubes.

El pleno acordó someter a la consulta de los servicios jurídicos y técnicos municipales la iniciativa de la federación cannábica canaria que tiene como antecedente la regularización aprobada en el Ayuntamiento de Donostia (San Sebastián), en el País Vasco. La letrada Aroa Suárez asesora este proyecto de ordenanza que recoge una serie de aspectos relacionados con el funcionamiento de las asociaciones como las normas de higiene y salubridad a seguir, el manuel de buenas prácticas, la creación del registro municipal de clubes, los horarios de apertura, el control de la publicidad que haga apología del consumo del cannabis, etc.

Esta ordenanza municipal también persigue poner coto a la competencia desleal ejercida por los llamados tourcannábicos o asociaciones-pantallas que ofertan visitas a Fuerteventura sólo para consumir marihuana sin pasar por las asociaciones legalmente constituidas. «Esto no es Amsterdam», ataja Narest Díaz Cerezo, presidente de la Federación de Asociaciones Cannábicas de Canarias y propietario de Hierbania, el único club que funciona desde hace cinco años en El Castillo y que tiene más de 200 socios.

Te puede Interesar
La Fiscalía carga contra varios clubs de cannabis de Málaga

Corralejo, 30

En el municipio de Antigua, existen tres asociaciones cannábicas: la de Díaz Cerezo en la citada localidad turística y dos más en Antigua casco.

En total, medio centenar de clubes autorizados mantiene sus puertas abiertas en Fuerteventura. La mayoría se localiza en el municipio de La Oliva, concretamente en Corralejo: hasta 30, según las cifras que maneja la Federación de Asociaciones Cannábicas de Canarias, en contraste con el sur, donde apenas llegan a cinco.

Fuente