Se prevé que sea prescrito para pacientes con dolor intenso, algunas formas graves de epilepsia, cáncer, esclerosis múltiple y como parte de la atención paliativa.

El Gobierno de Francia publicó esta semana un decreto sobre un experimento, en cuyo marco permitirá usar el cannabis en el tratamiento de pacientes con enfermedades graves.

Según el documento, el experimento empezará no más tarde del 31 de marzo de 2021 y continuará durante 2 años. El cannabis será distribuido en forma de aceite, espray o cápsulas, mientras que fumarlo seguirá prohibido, recogen medios locales.

Hasta tres mil pacientes participarán en la iniciativa. Entre los casos, en los que puede usarse la droga, se encuentran el dolor intenso que no puede ser eliminado con medicamentos, algunas formas graves de epilepsia, el cáncer, la esclerosis múltiple y como parte de la atención paliativa. En ese contexto, el político Jean-Baptiste Moreau declaró que el cannabis “es una droga, pero también puede ser un medicamento”.

Los diputados franceses aún deben elaborar el presupuesto para la realización del experimento.

Fuente