La empresa HempMeds, que produce un aceite de cannabidiol en Estados Unidos, ofrece dar tratamiento gratuito a 500 pacientes durante tres meses, una vez que el gobierno mexicano regule la importación de este derivado de la cannabis.

La empresa invitó a los pacientes de niños con epilepsia a registrarse en la página http://hempmeds.mx.

Noemí Cruz, abuela de Mía de 7 años, quien padece epilepsia de difícil control, comentó que la niña presenta entre 100 y 150 crisis epilépticas al día y no ha respondido al tratamiento con anticonvulsivos.

“Nos ofrecen el tratamiento, el aceite de cannabidiol, hay que registrarse y tener un médico que pueda hacer la prescripción, para que ellos nos den el tratamiento gratis por tres meses y nuestros pacientes puedan tomarlo.

“Si los niños mejoran, la idea es que después nosotros podamos comprar el aceite”, explicó.

El cannabidiol, sustancia no psicoactiva de la mariguana, no está prohibida por la Ley General de Salud.

Stuart Titus, CEO de General Hemp –organismo que agrupa a empresas dedicadas a la producción de cáñamo y sus derivados, entre ellas HempMeds– explicó en entrevista que lo único que obstaculiza la entrada a México del aceite de cannabidiol es que no existe una categoría específica de importación.

“Les estamos pidiendo a los pacientes que se registren en la página de internet para estar en contacto con ellos y cuando se genere una categoría especial para la importación de cannabidiol, podamos enviarles el producto.

“Tenemos mucha esperanza porque nuestros productos no tienen el cannabinoide psicoactivo que es el THC, entonces no hay tanta controversia”, declaró.

El aceite de cannabidiol que recibirían los pacientes mexicanos está etiquetado como suplemento alimenticio porque no está aprobado como medicamento por la FDA, autoridad sanitaria en Estados Unidos.