Como comentamos en el anterior artículo, debido a que cada tipo de extracción da lugar a un resultado diferente tanto en texturas como en contenido, muchos de ellos han adquirido nombres propios análogos como budder, shatter, amber glass, wax o moonrock, entre otros. Para que sepamos un poco de que hablamos, vamos a intentar describir algunos de ellos, así como explicar algo de vocabulario genérico.

Por Ripper Seeds

Cuando queramos realizar una extracción hemos de tener en cuenta cual es la finalidad de ésta. Los productos que no contengan ceras serán mucho más concentrados en niveles de cannabinoides que los que tengan ceras, pero a su vez al retirar ceras también retiraremos terpenoides y flavonoides con lo que el resultado final será menos aromático y con menos sabor. Cuanto más depuremos una extracción, mayor será su concentración en cannabinoides, pero menor será la cantidad extraída.

Las texturas solidas nos darán más facilidad para manipularlas y dosificarlas, por eso suelen ser las preferidas entre los usuarios de extracciones.

BHO: Son las siglas de “Butane Hash Oil” o “Butane Honney oil” y se utilizan para denominar genéricamente las extracciones que emplean gas butano.

Shatter: Se le llama shatter al aceite casi transparente y ambarino purgado con bomba de vacío. Un Shatter limpio no tendrá burbujas y se romperá como si fuera cristal. La traducción de shatter es “romper”, así que un buen shatter ha de estar suficientemente cristalizado como para que se rompa en trozos como de cristal.

blackvalley shatter
BHO: Blackvalley shatter

Amber Glass: Se denomina comúnmente Amber Glass a la extracción combo con butano y etanol, que dará lugar a un producto muy concentrado, limpio de ceras y completamente cristalizado. Es uno de los productos que consigue el porcentaje más elevado de cannabinoides hasta el momento.

Te puede Interesar
Aprovechamiento de los “restos” después de la cosecha
BHO: Amber Glass
BHO: Amber Glass

Wax: Se llama Wax a las extracciones con butano que consiguen una textura sólida, opaca y con muchas ceras.

BHO: wax grape
BHO: wax grape

Moonroock o Cookie: Estas dos serian un tipo de Wax. La moonrock o cookie es una emulsión que al secar tiene agujeros como cráteres debido a la evaporación del butano que se ha hecho en una textura semisólida mediante cocción o deshidratación.

BHO: Cookie o Moonrock
BHO: Cookie criminal

Budder: Es un producto ceroso resultado de batir el aceite y dejarlo secar. Podríamos considerarlo también Wax.

Vacuum: La traducción sería “vacío”. El termino se utiliza cuando el purgado del gas se hace sometiendo la extracción al vacío en una campana o cámara de vacío. El vacío fuerza el movimiento de las moléculas y ayuda a la evaporación del gas.

Full Melt: Se utiliza para denominar el término “fusión completa”. Una extracción ya sea al agua o con solventes no ha de dejar residuos en el clavo de titanio o boro-silicato.

Normas de seguridad para extracciones con gas:

-Lo principal y más importante es estar en un sitio bien ventilado. Estar al aire libre nos dará una mayor seguridad y sobretodo debéis evitar los espacios cerrados sin ventilación.

-No fumar ni encender ningún tipo de llama durante el proceso. Aunque creáis que estáis lo suficientemente lejos toda precaución es buena.

-No realicéis el proceso cerca de materiales inflamables y mantener los botes de gas que no restéis utilizando en ese momento lejos del lugar de trabajo.

-No encendáis interruptores durante el proceso.

-Usar guantes protectores para las manos ya que la temperatura del tubo de extracción bajara bajo cero. Los guantes protegerán vuestras manos y piel.

-Utilizar una mascarilla para evitar respirar los gases que se evaporen.

En esta ocasión vamos a intentar obtener una textura sólida tipo Cookie o Moonroock con los medios más básicos al alcance de todo el mundo.

Material necesario:

-Materia vegetal si puede ser previamente congelada.
-Tubo de extracción. Hay varios modelos en el mercado. El boro silicato es el material más inocuo de todos, pero también es más frágil. Si no podéis usar boro silicato el acero o el cobre será lo más adecuado.
-Filtros de café.
-Gas butano. Es importante utilizar gas de buena calidad que tenga las mínimas impurezas. Si os informáis un poco encontrareis un par de marcas muy aptas.
-Guantes. Que sean gruesos y aislantes.
-Bandeja de pírex. Ha de tener la mayor superficie posible, para repartir mejor el resultado y mejorar la evaporación del gas, facilitando la eclosión de las burbujas y micro burbujas.
-Cuchillas inoxidables.
-Esterilla de silicona o en su carencia papel vegetal del que se utiliza para pastelería.
-Hornillo eléctrico.

Los primeros pasos para esta extracción son exactamente iguales que la del anterior número pero lo que cambia es la forma de purgado del gas. Lo repasaremos de forma rápida.

Primeramente se introduce la materia vegetal previamente congelada en el interior del tubo y se prensa ligeramente. El tubo ha de tener un filtro en la parte inferior para que la materia vegetal no pase, si tenéis un extractor comercial ya vendrá incorporado. Rellenar el tubo hasta que falten un par de centímetros para llegar a la parte superior y colocar un trozo recortado del filtro de café. A continuación colocaremos el carbón activo que nos ayudara a eliminar las impurezas del gas y cerraremos el tubo.

Nos pondremos los guantes y colocaremos el tubo en posición vertical y perpendicular a la bandeja de pírex, más o menos a 4 dedos de la bandeja para evitar salpicaduras y proceder a vaciar el gas en el interior del tubo. El gas bajara la temperatura del tubo y licuará el gas, que arrastrara los aceites hasta salir por la parte posterior del tubo. Es difícil encontrar una relación entre cantidad de gas y volumen del tubo, pero si os fijáis con atención el color del gas cambia y pasa de amarillento a transparente. Intentar no utilizar más gas del necesario ya que luego lo tendréis que evaporar.

Mientras el líquido va saliendo veréis como al contactar con la bandeja empieza a evaporar. Nos quedara una capa de líquido ámbar. Ahí tendremos el gas con nuestra extracción.

Dejaremos evaporar todo el gas hasta que solo quede una capa muy fina ya con una textura más viscosa que no burbujea, pero sigue habiendo gas en su interior.

A partir de este momento el proceso cambia respecto al anterior proceso descrito hace dos números. Recogeremos la extracción con las cuchillas y depositaremos el aceite en una esterilla de silicona o papel de horno. En este punto batiremos la extracción con un Dabber o varilla para ayudar a la salida de los gases a la vez que introducimos aire en la extracción. Repetiremos este procedimiento un par de veces. Esto hará que la extracción burbujee más y nos ayudara al secado cuando la sometamos a calor. Se trata de dejar la extracción lo más junta posible para que emulsione con más facilidad.

Une vez tengamos la extracción recogida procederemos a purgarla evaporando el gas con calor, esto hará que nuestra extracción solidifique a la vez que se limpia. Colocaremos la esterilla de silicona con nuestra extracción sobre el hornillo y la someteremos a calor gradualmente. Empezaremos a secar sobre 25º y subiremos progresivamente hasta 60º. Es muy importante la velocidad a la que se sube la temperatura, antes de subir la temperatura debemos fijarnos en que la extracción haya dejado de moverse. Al aplicar calor sobre la extracción ésta empezara a emulsionar burbujeando y ganara volumen nuevamente. En este momento el aire que hay dentro de las burbujas se calienta y ayuda a secar nuestra extracción por la parte interior. Hay que intentar mantener las burbujas arriba sin que revienten hasta que la textura vaya solidificando. Al final aplicaremos un último golpe de calor para que las últimas burbujas revienten. Si disponéis de una deshidratadora podéis intentar el mismo proceso de secado en su interior.

Los usuarios más frecuentes de este tipo de extracción suelen dejar la extracción al aire libre por unos días por si queda algún rastro de gas pueda evaporarse del todo.

En estos dos artículos hemos querido hacer extracciones sencillas con el material del que puede disponer cualquiera en su casa. Próximamente describiremos métodos de purgado más eficaces pero que a su vez necesitan de más material y recursos para efectuarlos.