Roger Pertwee, uno de los principales investigadores del cannabis en el Reino Unido, dirá ante el auditorio del festival de la Asociación Británica de Ciencia en Birmingham que los legisladores deberían considerar permitir la venta controlada de esta droga para uso recreacional. La ley actual que criminaliza la droga, cree, es inefectiva.

El profesor Pertwee, investigador de la Universidad de Aberdeen, no es original. Este argumento a favor de la legalización de la marihuana ha sido expuesto varias veces, ninguna de las cuales parece haber convencido a los gobiernos de los países en los que la droga es ilegal.

Pertwee propone que se otorgen licencias a proveedores adecuados y tener puntos de venta, para después hacer de la droga un producto comercializable, con marca, tan seguro como sea posible, cuya presentación no sea la de un cigarrillo y que esté prohibido para menores de 21 años. Las pipas que calientan el cannabis para producir vapor sin quemarlo es, en su opinión, más sano.

A propósito de la proposición de Pertwee, un vocero del gobierno ha dicho que existe clara evidencia de que el cannabis es una droga peligrosa cuyo uso ocacional puede causar daño a la salud mental en el mediano y largo plazo.

El gobierno británico, y al parecer la mayoría de los gobiernos del mundo, no cree que legalizar la droga sea un enfoque apropiado. Reducir su consumo y perseguir el crimen que está relacionado con éste es la prioridad.

Fuente