• El de los niños podría estar en el mercado en uno o dos años y el de los adultos, entre cuatro y cinco.
  • En la actualidad, hay una veintena de medicamentos para controlar las crisis epilépticas.
  • La epilepsia es, después del ictus, la segunda enfermedad neurológica más atendida en urgencias de los hospitales.
  • La Unidad de Epilepsia del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona lidera dos ensayos clínicos con nuevos medicamentos derivados del cannabis para tratar a niños y adultos con epilepsia resistente a fármacos, que podrían estar listos en los próximos cinco años.

    El doctor Manuel Toledo, adjunto de la Unidad de Epilepsia e investigador del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), ha explicado, que uno de los ensayos se encuentra en fase III (se evalúa la eficacia y seguridad del tratamiento, con una muestra amplia de pacientes), por lo que el medicamento, dirigido a niños, podría estar en el mercado dentro de uno o dos años.

    El otro ensayo clínico está en fase II (proporciona información preliminar sobre la eficacia y la relación dosis-respuesta) y se prevé que tarde más, entre cuatro y cinco años, en poder comercializarse el fármaco resultante, destinado a enfermos adultos, ha precisado.

    Toledo ha indicado que los medicamentos que se están probando en estos ensayos se han elaborado con determinados componentes del cannabis que cultiva una compañía farmacéutica en Inglaterra específicamente para ello.

    Esta empresa realiza la medicación con los cannabinoides de forma muy controlada, incluso utilizando pesticidas que no son los habituales para evitar su posible toxicidad.

    “Si conseguimos buenos resultados, estos medicamentos serán una alternativa terapéutica interesante y una evolución a mejor” para los enfermos de epilepsia, ha considerado Manuel Toledo.

    El investigador ha recordado que hace cien años sólo existía un medicamento para controlar las crisis epilépticas, mientras que actualmente existe una veintena que previsiblemente se ampliará con los derivados del cannabis.

    Estas pruebas con este tipo de medicación no son las únicas que desarrolla la Unidad de Epilepsia de Vall d’Hebron, que ha participado en los últimos años en los principales ensayos clínicos con medicamentos para el tratamiento de la epilepsia y lidera a nivel internacional el reclutamiento de pacientes.

    La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica que afecta a personas de todo el mundo y se caracteriza por convulsiones recurrentes que se deben a descargas eléctricas excesivas de grupos de células cerebrales.

    Se estima que su prevalencia es de ocho de cada 1.000personas y es la segunda enfermedad neurológica, después del ictus, más atendida en las urgencias de los hospitales.

    Fuente