Mi madre está muy delicada, tiene diabetes tipo II, ( se pincha insulina 3 veces al día) insuficiencia respiratoria, insuficiencia renal, además tiene artritis, muchos dolores en la espalda, querían operarla, pero no hemos querido. Tiene continuas rampas en las piernas que no le dejan dormir, también utiliza una CPAP para dormir. Yo me pregunto si el consumo de cannabis seria bueno para ella y en ese caso, dónde puedo dirigirme y que hacer.

Os agradecería que me orientarais, es muy triste y muy duro ver sufrir así a tu madre.

En la actualidad, la medicina define para todos los fármacos cuáles son sus indicaciones (aquellas patologías para los que puede utilizarse el medicamento), contraindicaciones (condiciones o estados en los que el uso de un determinado fármaco no sería beneficioso), interacciones con otros medicamentos y efectos adversos, estimando su frecuencia de aparición y gravedad potencial. Gran parte de la práctica de la medicina consiste en jugar con todos estos factores buscando cual puede ser el fármaco más apropiado para cada paciente en una circunstancia determinada.

En el caso del cannabis el tema se complica bastante ya que no se trata de un fármaco de prescripción, sino de una planta con múltiples componentes que pueden producir distintos efectos. La ciencia reconoce el potencial terapéutico de algunos cannabinoides, que han demostrado ser eficaces en determinadas enfermedades como la esclerosis múltiple, el dolor de origen neuropático o las náuseas y vómitos producidos por quimioterapia. La mayoría de las recomendaciones que se hacen para el uso de marihuana con fines terapéuticos están basadas en extrapolaciones de estos estudios, ya que los ensayos clínicos con marihuana fumada son prácticamente inexistentes.

Las enfermedades que padece tu madre no parecen ser susceptibles de mejoría a través de los cannabinoides. Los escasos datos que existen sobre diabetes y cannabis no son suficientes para recomendarlo de forma general. La vía fumada estaría contraindicada en una persona con insuficiencia respiratoria y que utiliza CPAP para dormir. El cannabis puede tener efectos beneficiosos sobre el dolor, pero sólo está comprobado en un tipo de dolor muy concreto (el que se produce por compresión directa de los nervios en fracturas o tumores) y no existen pruebas de que sea eficaz en otros problemas como la artrosis o las artritis. Los calambres en las piernas pueden ser síntoma de muchos trastornos distintos, pero en principio tampoco parece que el cannabis pueda ser de mucha ayuda.

Un factor importante a tener en cuenta es la experiencia previa con la sustancia, ya que el cannabis puede producir efectos psicoactivos muy importantes. Esto no será un problema importante para una persona que haya probado el cannabis con anterioridad y a quien sus efectos le resulten agradables. Pero el riesgo de problemas de ansiedad, alucinaciones visuales o alteraciones en el curso del pensamiento es más importante en personas que no tienen ninguna experiencia previa con cannabis, psicodélicos y otras drogas psicoactivas.

En definitiva, con los datos que aportas, a priori no hay datos para creer que la situación de tu madre vaya a mejorar a través del uso de cannabis. La medicina considera el tratamiento concreto de situaciones específicas y, en general, los tónicos o reconstituyentes inespecíficos suelen tener escasos resultados. En este caso parece que, además, existen posibles efectos adversos al menos de forma potencial.