En estos dos últimos años, hemos dirigido esta sección hacia el control de las plagas citando las técnicas más modernas de lucha biológica. Ahora vamos a estudiar otro factor limitante de primer orden en el cultivo del cannabis, las enfermedades, ya que las perdidas que causan cada años en los cultivos son importantes.

Por Massimiliano Salami (drgrow)

Daños causados por la ventilación forzadas. Las necrosis foliar es debida al rozamiento de ésta con otro objeto. Esta es una enfermedad abiótica.

Introducción

Las pérdidas de producción agrícolas no son sólo ocasionadas por la acción parasitaria de las plagas. Las denominadas enfermedades vegetales, son responsables de daños irreparables en los cultivos y normalmente sus daños son mayores.

En esta nueva sección, que comienza con este artículo iremos tratando las enfermedades más comunes que se desarrollan en los cultivos de cannabis españoles.

Lo primero es definir el concepto de enfermedad vegetal y distinguirlo del concepto de plaga, trabajado hasta la fecha en esta casa. Aunque ambos se recogen en una misma sección denominada “Plagas y enfermedades”, estos conceptos son bien distintos.

La patología vegetal o fitopatología cubre el estudio de los agentes infecciosos que atacan plantas y desórdenes abióticos o enfermedades fisiológicas, pero no incluye el estudio de daños causados por herbívoros como insectos o mamíferos. Se calcula que en el mundo se pierden alrededor del diez por ciento de la producción de los alimentos debido a las enfermedades de las plantas.

Vista microscópica de un grupo de esporas de Alternaria sp., patógeno responsable de la enfermedad conocida como Alternariosis, Tizón Temprano o Moho Negro.

La enfermedades se pueden clasificar en dos tipos: parasitarias y no parasitarias. Las enfermedades parasitarias son aquellas cuyos agentes causantes son organismos microscópicos como los hongos, bacterias, virus, nemátodos y otros. Las enfermedades no parasitarias en cambio, como su nombre indica no son contagiosas y las causas de su aparición pueden ser muy variadas, desde malas prácticas agrícolas como el exceso de riego, la sobre fertilización, pero también por condiciones climáticas adversas y otros factores limitantes no vivos.

Las enfermedades producen junto a las plagas las pérdidas más importantes en la agricultura comercial. El cannabis no está exento de estos males, aunque es más resistente que otras especies vegetales. Independiente de esto, el más grande especialista del mundo en enfermedades y cannabis, John McPartland, ha reclasificado casi 100 enfermedades diferentes para esta especie. Antiguamente se pensaban que eran muchas más, pero los trabajos de McPartland han demostrado que muchas de estas enfermedades son las mismas.

Necrosis localizada en el centro de una hoja con síntomas importantes de una carencia de nitrógeno. Esta carencia debilita la planta que es atacada por algún patógeno infeccioso.

Enfermedades parasitarias

En los siguientes meses vamos a tratar a fondo diferentes enfermedades que afectan al cannabis. En este artículo vamos a comenzar con las definiciones necesarias para introducir al lector en el mundo de las enfermedades vegetales.

Las enfermedades parasitarias son causadas por organismos microscópicos que dañan las plantas inicialmente a nivel celular para finalmente destruir tejidos y órganos enteros de forma insalvable.

Clasificación de las enfermedades parasitarias del cannabis

Las hongos

Los hongos fitófagos son organismos microscópicos eucariotas uni o pluricelulares, con pared celular, carentes de pigmentos fotosintéticos y cuyas estructuras somáticas son generalmente filamentosas y ramificadas.

Los hongos pueden reproducirse sexual o asexualmente. Estos organismos parasitan en mayor o menor grado al cannabis y otras plantas, para extraer sustancias necesarias para realizar el ciclo vital, ya que la carencia de pigmentos los obliga a realizar parasitismo.

Toxicidad por exceso de nutrientes.

Las bacterias

Las bacterias son organismos microscópicos unicelulares procariotas. Las bacterias son muy pequeñas, algunas incluso para ciertos microscopios ópticos. Estos organismos no tienen núcleo verdadero como los hongos. Las bacterias fitopatógenas carecen de ciertos orgánulos por tanto son incapaces de completar sus necesidades nutritivas, debiendo parasitar a otros seres vivo o muertos.

Los virus

Los virus son entidades infecciosas submicroscópicas, compuestos por ácidos nucleicos (DNA, RNA) envueltos en una cubierta proteica denominada cáspide.

Los nemátodos

Los nemátodos son animales en forma de “gusano” semihialinos de tamaño microscópico (100-300 micrómetros) y de hábito acuático que se extienden por el suelo, por las plantas y por los insectos.

Además de estos, existen otros microorganismos como los viroides, micoplasmas y protozoos, que resultar ser patógenos para el cannabis.

¡Monstruosa esporulación de Moho Gris durante el enraizado de esquejes!. Las condiciones ambientales y la debilidad de los esquejes facilitaron la propagación vegetativa de este hongo.

Enfermedades no parasitarias

Las enfermedades no parasitarias son aquellas causadas por niveles extremos de iluminación, temperatura, humedad, las reacciones y los desequilibrios nutricionales de la solución de nutrientes, deficiencias, toxicidad por pesticidas, y daños por vientos calientes (calima) o fríos. Las enfermedades no parasitarias también se conocen como enfermedades abióticas.

A continuación vamos a describir brevemente algunas enfermedades no parasitarias bastante comunes en los cultivos de cannabis.

Deficiencias y toxicidades

Las deficiencias o toxicidades nutricionales suelen ser enfermedades abióticas muy comunes entre los cultivadores de cannabis. Las causas pueden ser muy diversas, por eso dedicaremos, más adelante, un artículo entero para estudiar estas causas más a fondo.

Necrosis foliar causada por un hongo patógeno.

Deficiencia y exceso de riego

Una de las enfermedades más frecuentes entre cultivadores amateurs, es el exceso de riego que lleva a múltiples complicaciones y finalmente a la muerte de la planta. Los cultivos de “guerrilla” en cambio, son más propensos a sufrir la enfermedad conocida como “estrés hídrico” por la falta de agua.

“Golpe de sol”

El golpe de sol es una enfermedad que aparece cuando en un medio caluroso, las plantas no tienen suficiente agua disponible para la traspiración y por tanto para refrigerar la superficie de la hoja, apareciendo quemaduras en los foliolos más grandes. Las quemaduras quedan delimitadas por las venas principales. Esta enfermedad parece que afecta más, a las variedades de la subespecie índica que a las sativas.

Desajuste de pH, y CE

El “moteado naranja” es una enfermedad no parasitaria debida a un desajuste del pH y de la EC del medio de cultivo. Estos desajustes provocan quemaduras en el sistema radicular. Los síntomas en la parte aérea de las plantas corresponden a puntos necróticos de color naranja-óxido en las hojas, posteriormente se necrosan los foliolos. Inicialmente en las hojas más viejas y posteriormente las más nuevas. Las pérdida de producción es inevitable.

Quemaduras por el efecto de sobrefertilización y altas temperaturas.

Factores que influyen en la aparición de enfermedades del cannabis

Si es parasitaria

El desarrollo de estas enfermedades, necesita ciertas condiciones que se deben cumplir estrictamente para que se pueda dar comienzo a la infección. Estas condiciones son del tipo “sí y sólo si”.

1. Existencias de la enfermedad

En España podemos encontrar un buen número de las enfermedades descritas por John McPartland en sus artículos o en su libro “Pests and Deseases of Hemp”.

Enfermedades como el Moho Gris o el Oidio son muy frecuentes en las plantaciones de cannabis españolas tanto en interior como en exterior.

2. La variedad cultivada

El cannabis es en general un hospedero para casi 100 enfermedades descritas. Aún así, podemos encontrar variedades (“genéticas”) más resistentes que otras a una misma enfermedad.

Carencia de magnesio. Las carencia de este elemento puede ser causadas tanto por organismos vivos como los hongos vasculares, como por un mal manejo de la solución de nutrientes (Ph/Ec).

3. Condiciones climáticas

Las condiciones climáticas son esenciales para que las enfermedades se desarrollen. Las temperaturas agradables y elevados niveles de humedad son condiciones idéales para todas las enfermedades bióticas.

4. Alimentación de la plantas

Está demostrado que las plantas bien alimentadas con una dieta baja en nitrógeno, son más resistentes que las mismas plantas en las misma condiciones y una dieta más rica en ese elemento.

Todas las enfermedades parasitarias precisan de un medio que facilite su transporte. Éste puede ser una semilla, un poco de tierra, un esqueje infectado o en general, un sistema que permita moverse en el suelo hasta llegar a las partes aéreas o en su interior. A estos medios se les denominan vectores y los más comunes son:

Enfermedad Vectores
Hongos Lluvia, agua de riego, viento, insectos y ácaros, nemátodos, tierras y sustratos, semillas, clones, el hombre
Bacterias Lluvia, agua de riego, viento, insectos y ácaros, nemátodos, semillas, clones, el hombre
Virus Insectos y ácaros, nemátodos, semillas, clones, el hombre
Nemátodos Lluvia, agua de riego, el viento, tierras y sustratos, clones, el hombre

Tabla reelaborada de [1]

Si no es parasitaria

En este caso los factores que influyen en la aparición de este tipo de enfermedades son los 2, 3 y 4.

Planta infectada por un virus. Obsérvese el aspecto generalizado de las hojas, “arrugadas como pasas”. Esta enfermedad es altamente contagiosa tanto mecánicamente como por la acción de las plagas como los trips.

Sintomatologías visuales de las enfermedades

Los síntomas que causan las enfermedades parasitarias en las plantas, pueden ser confundidos con los no parasitarios. No todas, pero algunas enfermedades pueden ser fácilmente reconocidas por sus síntomas, como es el caso del Moho Gris en cimas florales o del Oidio en las hojas. En cambio, una apóxia radicular, enfermedad no parasitaria típica entre amateurs, puede ser confundida con una Fusariosis, con una carencia de magnesio o con un ataque radicular de nemátodos: los síntomas macroscópicos son muy parecidos.

Los síntomas de infecciones fúngicas en semilleros son muy parecidos, pero los organismos causantes no los son y por tanto tampoco su control.

A continuación, vamos a definir una parte del vocabulario que iremos empleando a lo largo del año en esta nueva sección “Plagas y Enfermedades del Cannabis sativa L. y su Biocontrol”

Síntomas visuales

a. Clorosis

La clorosis es un amarillamiento localizado de las hojas. Este amarillamiento puede ser nerval o internerval. Los síntomas están relacionados con infecciones de hongos, bacterias, virus y por desordenes nutricionales.

b. Necrosis

La necrosis es la muerte celular. Los síntomas visibles son manchas oscuras sobre las hojas y otros órganos de la planta. La necrosis puede ser localizada en tejidos determinados o extenderse por órganos enteros.

Los síntomas del “Moteado Naranja” son pequeños puntos necróticos localizados en las hojas de color óxido, de ahí hemos bautizados con ese nombre a esta enfermedad abiótica. Las necrosis pueden ser causadas por hongos, bacterias, virus, por desordenes nutricionales o por mal manejo del riego. Las condiciones ambientales adversas como el exceso de calor o de frío pueden causar necrosis.

c. Marchitez

La marchitez está relaciona con el deficit hídrico, no hay suficiente agua en la planta para mantener la turgencia de los tejidos. Este deficit puede ser causado por una falta de agua o por un daño radicular; ya sea por un agente infeccioso, o por otro factor abiótico.

En la foto vista microscópica del crecimiento anormal de los pistilos causados por un virus.

d. Crecimiento anormal

Los cambios anormales en el crecimiento pueden ser debidos tanto por las enfermedades parasitarias como por las no parasitarias; por ejemplo la insuficiencia lumínica y las bajas temperaturas hacen que las plantas crezcan muy lentamente. La aplicación de ácido giberélico en cantidades desmedidas conlleva a un estiramiento no deseado en los tejidos. Las plantas que sobrevivan al ataque del hongo radicular típico del semillero, Phytium sp., tendrán un crecimiento mucho más lento. Muchas enfermedades parasitarias pueden causar hipertrofia, atrofia, hipoplasia (las células son más pequeñas de los normal) e hiperplasia (las células son más grandes de los normal).

e. Cambios de color

Los cambios de color son síntomas muy comunes en infecciones por agentes parasitarios, pero también por cambios en las condiciones ambientales y nutricionales.

Agradecimientos: Claudia (Dr. Grow´s Productions)

Referencias

[2] McPartland J.M., Clarke R.C. & Watson D.P. 2000. Hemp diseases and pests. Management and biological control., CABI Publishing.

[3] Salami M. 2008. Cannabis sativa L., Dr. Grow´s Productions.