La contrapartida de la comercialización del Sativex: a un enfermo de esclerosis múltiple se le prohíbe plantar para autoconsumo.

El Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios (BfArM), dependiente del Ministerio Federal de Sanidad, ha prohibido a un enfermo de esclerosis múltiple cultivar cannabis para su consumo. La notificación, del 10 de agosto, justifica la denegación por la preocupación respecto a la seguridad de un cultivo casero, por favorecer un mayor riesgo de abuso, por el uso de una sustancia no normalizada y por el daño a la reputación internacional de Alemania. Además, el BfArM alega que el demandante puede comprar cannabis en las farmacias. Michael Fischer, de Mannheim, ha necesitado cannabis durante muchos años y fue absuelto en un proceso penal por violación de la ley de narcóticos después de haber actuado en estado de emergencia.

El BfArM ya le había concedido permiso para consumir cannabis de la farmacia, importado de los Países Bajos. Sin embargo, en vista de su gran necesidad de cannabis, el medicamento de la farmacia le costaría unos 1.500 EURos (1.900 dólares EE.UU.) por lo que la única alternativa para el señor Fischer era el auto-cultivo. Su solicitud no ha sido estudiada por el BfArM durante varios años a pesar del fallo del Tribunal Administrativo Federal, de 19 de mayo de 2005, que señalaba que en el caso de que se expeditara un permiso para consumir cannabis con fines terapéuticos, sería considerada la aprobación del auto-cultivo. El fallo del tribunal también dice: “La referencia a un medicamento, que ni está disponible ni al alcance del ciudadano medio, no es una alternativa para lograr el interés del público en el uso del cannabis para combatir enfermedades”.

La decisión de la BfArM solo ha dado lugar a una aplicación por omisión ante el Tribunal Administrativo de Colonia. Al parecer, este dictamen se basa en una directiva del Ministerio Federal de Sanidad, como se desprende de las notas del archivo del Sr. Fischer en el BfArM que dicen que “la concesión de un permiso para el auto-cultivo de cannabis terapéutico está justificada y, dada a la precaria situación económica, sin alternativa”. Ahora el Ministerio Federal de Sanidad tendrá que responder, según las anotaciones.

Fuente