Con el dinero gastado en marihuana se podría haber relanzado la sonda New Horizons a Plutón, al Curiosity a Marte y comprado la producción total de “The Cheescake Factory”

Los estadounidenses gastaron 5.4 miles de millones de dólares en mariguana medica y recreativa legan en el transcurso de 2015, revelan cifras de ArcView Market Research y New Frontier Data, grupos de investigación de mercado de la industria de la mariguana.

En perspectiva, esos5.4 miles de millones de dólares son más de lo que se gastó en el país durante el mismo periodo en la compra de Doritos, Chetos y Funyuns, muestran cifras de la firma de investigación de mercado Eutomonitor, que registra un gasto total de 4.9 miles de millones en estos productos.

De acuerdo con el periódico estadounidense The Washington Post, la cantidad destinada a mariguana legal para “mantener a Estados Unidos drogado por un año” habría sido suficiente para relanzar la sonda New Horizons a Plutón, al Curiosity a Marte y además comprar todo lo producido en el año en el restaurante “The Cheescake Factory”.

Además, la cifra calculada se refiere únicamente a las ventas de mariguana legal, mientras que las ilegales siguen representando un monto mucho mayor, aunque no se puede precisar con exactitud qué tanta es la diferencia.

Los expertos en política de drogasJonathan Caulkins, Angela Hawken, Beau Kilmer y Mark Kleiman estimaron en 2012 que el valor total del mercado estadounidense de ventas de mariguana tanto legal como ilegal se encuentra en el rango de los 15 a 30 miles de millones.

De acuerdo con ArcView, las ventas legales crecerán durante los próximos 5 años un aproximado de 30 por ciento anual mientras que más estados legalicen este narcótico.

Para 2020, este crecimiento pronosticado en la industria representaría ingresos anuales de 22 miles de millones de dólares, explica ArcView, grupo que invita a inversores a involucrarse.

“La legalización del cannabis es una de las más grandes oportunidades de negocios de nuestro tiempo, y aún es lo suficientemente pronto para ver un gran crecimiento”, explica el reporte de la empresa analista de mercado.

Sin embargo la industria continúa con grandes retos, en primer lugar la creciente disociación entre políticas estatales que legalizan la marihuana, y las leyes federales bajo las que continúa siendo completamente ilegal.

Además, el temor a repercusiones legales por parte del gobierno federal han hecho que varios bancos en el estado de Oregon se rehusen a manejar cuentas de clientes que sean dueños de negocios dedicados a la comercialización de cannabis.

Fuente