Se trata de una moneda dedicada a la planta de la marihuana Cannabis Sativa, de una serie llamada Plantas Famosas del Mundo. Lo más curioso de la moneda es que en una de sus dos caras contiene el dibujo de una hoja de marihuana a todo color que emite el olor de la planta.

Los fabricantes aclararon que este olor es artificial y ha sido simulado por expertos en perfumería y no contiene ninguna de las sustancias que caracterizan a la polémica hoja.

Al frotar la moneda, fabricada en plata y cobre, se libera el olor de forma intensa, un efecto que puede durar hasta por cuarenta veces, según explican los fabricantes.

La moneda está en su otra cara dedicada a la República africana de Benin, un país ubicado en el occidente de África. Cabe aclarar que no se trata de una moneda exótica de un país para el uso de sus ciudadanos sino de un objeto de colección. Alrededor del mundo, miles de personas se dedican a coleccionar monedas de distintos materiales y con grabados especiales.

En el caso de la moneda de marihuana de Benin, solamente se sacaron al mercado 2.500 ejemplares, cuyo precio individual oscila entre los 60 y 70 dólares – más de cien mil pesos-. Los fabricantes la venden como la más popular de la colección y advierten de manera graciosa que no se responsabilizan si provoca “efectos extraños” en los consumidores.

La serie de Plantas Famosas del Mundo también tiene monedas de menta, de rosa o de lirio, de países como Canadá y Australia, todas con aromas desarrollados por un perfumero.

El mercado de los coleccionistas de monedas tiene varias especialidades, mientras unos se dedican a buscar las antiguas, otros a las que fueron producidas con algún error y, en el caso de la serie de plantas del mundo, la búsqueda entra en la categoría de monedas temáticas, en la que abundan los motivos de animales y vehículos u otros como los de fósiles, que en una cara tienen, en lugar de una planta, un pedazo de piedra tallada.

Fuente