El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha rechazado este lunes estudiar la demanda interpuesta por los estados de Nebraska y Oklahoma en contra de la ley aprobada por Colorado en 2012 que permite el uso recreativo de marihuana.

   Los dos estados, que han afirmado que la marihuana se transporta de contrabando a través de sus fronteras, destacaron en su demanda que según las leyes federales del país la droga es ilegal y que el cannabis amenaza la salud y la seguridad de los niños. Además, denunciaron el “peligroso vacío” en el sistema de control federal de la droga.

   Por su parte, Colorado ha recordado que el estado actúa bajo la ley y ha destacado que la Administración de Obama carece de medios y de disposición para hacer cumplir la prohibición federal sobre la marihuana. El estado también ha señalado que el Tribunal Supremo no es el lugar apropiado para resolver el caso, ya que la demanda fue presentada bajo “la jurisdicción original”, en la que la Justicia estudia las disputas entre estados que aún no han sido revisadas por instancias inferiores.

El presidente del grupo en defensa de la legalización del cannabis Marijuana Majority, Tom Angell, ha celebrado el dictamen del juez. “Al final del día, si las autoridades de Nebraska y Oklahoma están molestas por el tiempo y los recursos que su Policía está dedicando en los casos de marihuana, deberían unirse a Colorado y remplazar la prohibición por la legalización”, ha señalado Angell. “Eso permitirá que su sistema de justicia criminal se centre en el crimen real y además generará ingresos públicos que pueden usarse para invertir en el sistema sanitario, en educación y en programas de seguridad pública”, ha añadido Angell.

   En 2012, el estado de Washington también votó a favor de legalizar el uso de marihuana recreativa para adultos, al igual que hicieron Oregón, Alaska y el Distrito de Columbia en 2014.

Te puede Interesar
Un viaje por la ruta de la marihuana en Colorado

Fuente