Ruano: “CC está abierta a un debate riguroso sobre la regulación y venta para usos no terapéuticos y en legalizarla para fines terapéuticos”

El Grupo Parlamentario Popular no está de acuerdo con “la liberalización de las drogas, tampoco de las llamadas blandas”, por lo que se opondrá a cualquier iniciativa para regular los clubes cannábicos en Canarias, como proponen los portavoces del PSOE (Ignacio Álvaro Lavandera), Podemos (Juan Márquez) y Nueva Canarias (Román Rodríguez).

Con todo, y pese a la negativa de los conservadores, una iniciativa de esas características podría salir adelante en la presente legislatura (cuenta con al menso 45 votos favorables) pues el Grupo Nacionalista está “abierto a un debate riguroso” con los distintos sectores implicados (médicos, farmacéuticos, juristas, etc) “sobre su regulación y venta para otros usos en los mismos términos que otros países. como es el caso de Uruguay”.

Así lo ha asegurado el portavoz parlamentario de los nacionalistas, José Miguel Ruano, que ha añadido que “CC está a favor de la legalización del uso de la marihuana con fines terapéuticos contra los dolores crónicos y otros aspectos relacionados con la salud”.

Menos permisiva se ha mostrado la portavoz popular, Australia Navarro, al afirmar que “nos parece que estos planteamientos carecen de sentido de la responsabilidad”.

“Estas propuestas tienden a banalizar tanto el consumo de drogas como sus consecuencias para la salud”, apostilla Navarro.

Sin embargo, y tras conocer que  en Canarias hay 124 clubes y asocicaciones cannábicas registradas oficialmente, el socialista Lavandera insiste en que “el autocomsumo colectivo está en un limbo jurídico que necesita de normas”.

La legalización del cannabis en Uruguay, modelo que toma CC como punto de análisis,  permite el cultivo y hasta el pasado verano ya existían 2.000 inscritos en el registro oficial, además de que los clubes cannábicos prosperan por todo el país. Con todo, el punto más polémico de esta legislación puesta en marcha por el anterior presidente, José Mujica, fue el de permitir la venta de marihuana en farmacias, y el actual jefe del país sudamericano, Tabaré Márquez, posiblemente modifique la ley.

Cultivo y consumo personal, legales

En España, hasta el momento el artículo 368 del Código Penal prohíbe la venta de cannabis pero no su consumo, por lo que es legal la venta de semillas y el cultivo y consumo personal de la marihuana en lugares privados, lo que ha permitido la proliferación de clubes y asociaciones.

Como la ley no distingue entre marihuana terapéutica y recreativa varias decisiones judiciales muestran que esta distinción está siendo cada vez más valorada, como la que dictó el Tribunal Supremo el 7 de septiembre de 2015 y en la que se dice que “el cultivo compartido de cannabis destinado al consumo exclusivo y excluyente de quienes promueven esa producción a escala reducida, aún siendo actividad no legal, puede carecer de relevancia penal en determinadas condiciones”.

Como sucede en Canarias, a nivel nacional, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unidva están a favor de la regulación, mientras el PSOE  se declara dispuesto a abrir el debate y la actitud del PP  es de rechazo frontal. Con todo, las iniciativas que se presenten en el Parlamento de Canarias estarían encaminadas a regular los clubes en el Archipiélago y a instar, en su caso, al Gobierno del Estado a legalizar el consumo de cannabis.

Fuente