Un artículo que critica los rumores policiales y periodísticos sobre la supuesta invasión del Reino Unido por parte del DMT.

Decomisan 13 millones de libras esterlinas de DMT en Gran Bretaña; la policía se preocupa por la llegada de este expansivo psicodélico y su efecto en la fragil psique de los jóvenes británicos.

Los guardias fronterizos británicos han confiscado un récord de 13 millones de libras esterlinas de DMT, equivalente a 26 kilos provenientes de Brasil y Perú, según reportó The Sun. Con su característico sensacionalismo The Sun describe esta sustancia como una “droga de la selva que perturba la mente” y que “los que fuman sus cristales sufren visiones intensas y generalmente terroríficas”, lo mismo podría haber dicho visiones intensamente armónicas y generalmente divinas.  Menciona que el DMT ha sido vinculado con la esquizofrenia, algo que es falso. Un estudio de Vollenweider FX, Vollenweider-Scherpenhuyzen MF, Bäbler A, Vogel H, Hell D (diciembre 1998) señala que la psilocibina, una triptamina, pero no la dimetiltriptamina (DMT) produce estados de psicosis similares a la equizofrenia de manera temporal vía la acción de los receptores de serotonina-2. Un estado psicótico temporal también es inducido por la marihuana, la ira, etc.

Una agente de policía le dijo a The Sun que nunca se habían visto cantidades así de DMT y que podría ser el nuevo crystal meth. “Los dealers seguramente han visto buen dinero por hacer aquí”. Un vocero d ela policía fronteriza dijo que deben detener esta “sustancia destructiva” para “salvar a la sociedad”. The Sun luego dice que el DMT ha provocado varias muertes en el mundo. Sin defender esta sustancia, sumamente poderosa y seguramente no para el uso recreativo masivo, es totalmente falso que el DMT haya provocado varias muertes. El caso reportado de la adolescente Danielle Jacobsen de 17 años que se ahogó en un pantanto después de haber ingerido DMT, es ampliamente exagerado. Por una parte The Sun había reportado que Danielle lo inhaló por la nariz, algo que en el caso del DMT comercial, hace que esta sustancia pierda su psicoactividad. Luego el haber ingerido DMT antes de ahogarse en un pantano, es lo mismo que decir que se había ingerido alcohol antes de ahogarse; el alcohol no es la causa de muerte. Además de que el efecto del DMT dura tan sólo unos minutos, así que tal vez Danielle murió ahogada por otra razón.

Por otra parte el DMT no tiene que ver con el crystal meth, o metanfetamina, una droga adictiva nociva a la salud, el DMT  no tiene ningún efecto adictivo o pernicioso documentado hasta la fecha. La diferencia es que el DMT es una sustancia altamente psicodélica que produce visiones de fractales, mandalas y geometría sagrada difícilmente asequibles con el crystal meth.  Estamos ante un caso más de propaganda terror ante las drogas similar el “reefer madness” de la marihuana en los 40’s o a la del LSD en los 60s.

Fuente