Aunque normalmente solo realizo artículos sobre temas de cultivo de interior me parece oportuno por esta vez incluir en la oferta el cultivo de exterior. El hermoso clima primaveral ha vuelto a llegar y eso significa que la temporada puede, una vez mas, comenzar. El cultivo de exterior es, además, una experiencia agradable.

Muchos cultivadores de interior cultivaron sus primeras plantas en exterior. El cultivo de exterior tiene la ventaja añadida de que se necesita un menor desembolso financiero para ponerse manos a la obra además no tenemos que temer tanto a la justicia teniendo en cuenta que el máximo de plantas permitido es de 4. (Esto es cierto en Holanda, en España no es cierta esa afirmación lo que podría llevar a la confusión y a una mala interpretación). Asegúrate de que las plantas no producen molestias a los vecinos pues entonces puede aparecer el señor de verde con la firme decisión de secuestrar a las damas. Si tenemos solo un par de plantas en el exterior las molestias producidas por el olor serán mínimas. Si cultivas en un balcón es bastante probable que esto provoque la irritación de los vecinos. Si el viento sopla en la dirección equivocada y al vecino no le gustan tus plantas puedes llegar a encontrarte en dificultades. Piensa siempre en las personas que te rodean.

Muchos cultivadores que quieren cultivar plantas de Marihuana en el exterior se encuentran con la duda de decidir que variedad elegir. Algunas personas a las que les gusta fumar Marihuana cultivada en interior a menudo podrían llegar a pensar que con variedades exclusivas de interior pueden conseguir también buenos resultados en exterior. Por desgracia este deseo no se cumple la mayoría de las veces y el cultivo de una variedad clásica de interior en el exterior se convierte también demasiado a menudo en un gran desengaño. Además de que las auténticas variedades de interior son a menudo mucho mas sensibles a la formación de moho, el periodo de floración es a menudo demasiado largo como para obtener buenos resultados en exterior. Esto también es debido a que las autenticas variedades de interior comienzan a florecer demasiado tarde. Una dama que debería comenzar a florecer en Octubre no sobreviviría en el exterior en nuestro país, (esto es valido para Holanda pero no para España). Naturalmente hay cultivadores espabilados que con la ayuda de un invernadero hasta finales de Noviembre saben como conseguir buenos resultados pero entonces no se le puede aplicar realmente el término cultivo de exterior.

Teniendo en cuenta que las semillas a menudo tienen el inconveniente de que no sabemos con antelación si tenemos que vérnoslas con machos o hembras y que siendo un cultivador principiante se suelen tener pocos conocimientos sobre ello para averiguarlo a tiempo, puede ser útil plantar esquejes en lugar de semillas. Naturalmente hay actualmente semillas 100% femeninas en el mercado, pero no obstante, los esquejes también son una buena elección. La mayor ventaja de los esquejes es que son siempre hembras, relativamente baratos si los comparamos con las semillas (algunas son muy caras), sin duda cuando necesitamos solamente unas cuantas, además los esquejes están algo mas desarrollados en comparación con las semillas que aún tienen que germinar. La ventaja es que podemos poner los esquejes directamente en macetas de forma que podamos controlarlos fácilmente. Por desgracia los esquejes que se ofrecen son casi siempre para el cultivo de interior y están menos indicados para el cultivo de exterior.

De todas formas, hay una variedad de marihuana que si bien se cultiva mucho en interior también se usa para el cultivo de exterior, se llama Top 44. Esta variedad no tiene grandes necesidades y por lo tanto está muy indicada para el cultivo de exterior. Las plantas de Top 44 crecen rápido, con muchas hojas, lo que la convierte en una planta frondosa, de volumen y proporciones compactas. Una ventaja aún mayor es que su periodo de floración es muy corto (solamente necesita 44 días) y eso es realmente ideal. Las plantas procedentes de esquejes de Top 44 que planté en el exterior pude recolectarlas hacia mediados de Octubre. Cuando el otoño está aún poco asentado es una buena fecha. Esta variedad además es poco sensible al moho y le gusta un suelo bien fertilizado, rico en nutrientes. La sobrefertilización (algo que suele pasar a los cultivadores principiantes) no ocurrirá tan rápidamente con esta variedad, a menos que hagamos con ella piruetas excepcionales. Actualmente hay a la venta en prácticamente todos los centros de jardinería mezclas de sustrato listo para usar. Su mayor ventaja es que como cultivadores podemos directamente trabajar con una mezcla con la justa composición equilibrada de nutrientes a nuestra entera disposición. Para el cultivo de exterior te aconsejo preferiblemente elegir un sustrato rico en nutrientes. Las plantas de marihuana que crecerán grandes en este sustrato nos lo agradecerán. Un sustrato bien enriquecido contiene a menudo un montón de nutrientes. De todas formas no está de más si el cultivador añade algo más de fertilizante.

Un fertilizante que podemos añadir a la mezcla existente sin riesgo de sobrefertilización es, por ejemplo, los excrementos de lombriz (humus de lombriz). Este es realmente uno de los mejores fertilizantes naturales que existen. Es raro que podamos sobrefertilizar una planta ya que el humus de lombriz contiene la cantidad justa y equilibrada de nutrientes. El humus de lombriz puede comprarse prácticamente en todas partes. Aunque algunos dan preferencia al humus de lombriz de su propio compost. Los pedazos de tierra negra repletos de excrementos de lombrices forman un excelente sustrato, muy fértil. La ventaja del humus de lombriz procedente del montón de compost es que ya contiene una gran cantidad de vida bacteriana Un truco para ayudar al contenido de vida bacteriana del sustrato es añadir calcio (a base a extracto de algas) y mezclarlo con el sustrato. El calcio ayuda a la mejor asimilación de nutrientes y además contribuye a una buena vida del suelo. Debemos siempre guardar la ceniza de la madera de la chimenea o de la estufa. Este fertilizante no nos cuesta nada (un poco de trabajo extra) y sin embargo es muy fértil. En el exterior, una buena mezcla del suelo es un factor principal para el éxito. Si como cultivador te aseguras de que la base está bien preparada las posibilidades de tener éxito son mayores. Naturalmente también dependemos del Sol para cultivar con éxito marihuana en el exterior. La mayoría de las veces hay mas que suficiente. Además la Top 44 se desarrolla muy bien con tiempo nublado. Aunque un poco de sol es naturalmente lo mejor.

 

Si cultivas en exterior por primera vez, los capazos (capazos usados para la recolección de naranjas y de uso industrial, de goma o de plástico, de unos 65 litros) son ideales para plantar marihuana en ellos pues podemos además aprovechar muy bien la rica mezcla del sustrato sin que las plantas de alrededor puedan acceder a esos nutrientes. Los capazos tienen el tamaño ideal. Antes de usar los capazoses necesario hacerles cuantos agujeros sea posible en el fondo con la ayuda de un taladro. Esto garantiza un buen drenaje y asegura que el sustrato no se vuelve demasiado húmedo (no se encharca). Yo siempre entierro mis capazos, de esta forma permanecen fuertemente sujetos en la tierra y las plantas no se caen, (incluso con tormenta). Asegúrate de que en el agujero donde esta el capazo pones un par de piedras entre el fondo y la tierra para asegurarte de dejar un espacio entre el fondo del capazo y el suelo. De esta forma el agua de drenaje puede fluir fácilmente. Un aventaja añadida es que en el espacio existente entre el fondo del capazo y el suelo hay oxígeno que ayudara a las raíces desde abajo, ¡ideal pues! Además las raíces de la planta de marihuana ahora pueden crecer más (a través de los agujeros del capazo) hacia abajo. Las damas pueden así anclar sus raíces y cuando esto ocurre pueden llegar a alcanzar un respetable tamaño.

Una vez que el capazo está relleno de la mezcla de tierra hago un agujero en el centro. Este agujero lo lleno con una capa de tierra sin nutrientes (también llamada tierra pobre). De esta forma el esqueje puede desarrollar tranquilamente sus raíces, sin que entren directamente en contacto con los nutrientes. Las raíces jóvenes no son fuertes y esto debemos tenerlo muy en cuenta. Cuando hemos transplantado los esquejes, verás que dejan las hojas colgando hacia abajo. Esto juega un papel importante en el transplante de esquejes jóvenes. No cometas el error de proporcionar a los esquejes demasiada agua al principio. Se corre el riesgo de que el sustrato se convierta en una piscina de barro y eso no es el objetivo, seguro que no. Un sustrato demasiado húmedo apenas contiene oxígeno y esto es de vital importancia para el desarrollo de la masa de raíces. También existe la posibilidad de que el esqueje no desarrolle mas sus raíces ya que dispone de humedad suficiente, mas de la que necesita. Mucho mejor es darle un poco de agua ligeramente enriquecida con nutrientes. Poniéndoselo un poco mas difícil los esquejes se ocuparan por si solos de anclarse bien en el sustrato ya que las raíces irán en busca de agua. Y cuando la fase crítica de enraizamiento ha pasado y el clima acompaña un poco, ¡entonces podemos esperar un bonito año en el exterior!

Espero haber proporcionado con este artículo la necesaria información para los cultivadores principiantes. Describe en todo caso el cuadro de lo que nosotros, los cultivadores, necesitamos para un comienzo fácil y sin embargo poder alcanzar un gran éxito. Esperemos que el año 2005 sea también un año especialmente exitoso para los cultivadores de exterior.