Una nueva voz se une al debate sobre la despenalización de las drogas, pero lo hace a otro nivel: Ratzinger afirma que la droga es una falsa divinidad, un falso dios.

El Papa Benedicto XVI arremetió hoy en El Vaticano contra la droga, a la cual acusó de ser una ‘falsa divinidad’, un poder que ‘como una bestia voraz’ pone la mano sobre la tierra y la destruye.

El pontífice hizo estas consideraciones durante un discurso improvisado que pronunció ante el pleno de la asamblea especial del Sínodo de Obispos, una cumbre episcopal dedicada al tema del Medio Oriente que inició labores esta mañana y se extenderá hasta el 24 de octubre.

En su mensaje criticó a los ‘falsos dioses’ entre los cuales enumeró no sólo a los estupefacientes sino también a los capitales anónimos, al modo de vivir inmoral y al terrorismo ideológico.

Al hablar en italiano hizo un paralelo entre los primeros tiempos del cristianismo cuando ‘la sangre de los mártires’ permitió neutralizar ‘la potencia de las falsas divinidades, a partir de aquella del emperador’.

‘Incluso ahora es necesaria la sangre de los mártires, el dolor del grito de la madre Iglesia que hace caer, que transforma el mundo, que no absorbe los falsos ídolos’, constató.

‘Pensemos a las grandes potencias de la historia de hoy -agregó-, pensemos a los capitales anónimos que esclavizan los hombres, que no son más cosas de los hombres, sino un poder anónimo por el cual los hombres son sometidos, atormentados, incluso asesinados’.

Consideró como otra ‘falsa divinidad’ al poder de las ideologías terroristas, que dicen actuar en nombre de Dios pero en realidad no se trata de Dios sino de impostores que deben ser desenmascarados.

‘Finalmente el modo de vivir propagado por la opinión pública de hoy, en el cual valores como la castidad no cuentan más o el matrimonio no cuenta más’, estableció.

Según el obispo de Roma el ‘poder destructivo’ de estas realidades amenaza el planeta. ‘Estamos en una lucha contra estos falsos Dios que destruyen el mundo’, insistió.

Fuente