La dispensación de cannabis constituye uno de los mercados que más están creciendo en Estados Unidos. Según diversos estudios, es cuestión de tiempo que supere porcentualmente a los teléfonos inteligentes.

Una vez más, The Huffington Post se ha desmarcado de la prensa generalizada y, haciendo uso del informe sobre “La situación de los mercados legales de marihuana” ha emitido este vídeo.

El reportaje concluye que en 2013 se obtendrán más de 1.430 millones de dólares del mercado regulado del cannabis en Estados Unidos

Uno de los responsables de este informe, Steve Berg, asevera que “el cannabis es una de las industrias de crecimiento más rápido (…) a nivel nacional no pudimos encontrar ningún otro mercado que esté creciendo a este ritmo”.
 
Si hablamos de porcentajes, el estudio prevé que durante el próximo 2014 la venta de marihuana legal aumentará en un 64%, alcanzando los 2.340 millones dólares. Si comparamos esta subida con la del mercado de los smartphones, el cual alcanzó un aumento del46% durante2013, la cosa está bastante clara.  

Claro está que se trata de dos mercados considerablemente diferenciados, pero esta comparación es una forma (como bien dijo Berg) de ilustrar la situación. Además, los teléfonos inteligentes no están sometidos a prohibiciones ni censuras, algo muy a tener en cuenta.
 
Con un poco de suerte, de todas las prácticas que copiará Europa de los norteamericanos durante los próximos años, esta será una de ellas. Parece que aquellos que se encargan de gestionar las arcas mundiales están cayendo en la cuenta de que la legalización del cannabis puede repercutir muy positivamente en su bolsillo.

El propio Berg afirmó que los empresarios y los inversionistas privados están acudiendo en masa a los mercados de cannabis (…) los que realmente entienden esta dinámica del mercado, cosecharán grandes beneficios con la marihuana.

Para cerrar la noticia, cabe destacar que el estudio predice que 14 estados norteamericanos más legalizarán el cannabis durante los próximos cinco años. Estos, sumados a los 20 que ya disponen de cannabis legal (de una u otra forma) apunta a una legalización global de nuestros compañeros occidentales.