De acuerdo con un estudio realizado con 40 usuarios de cannabis medicinal y 40 personas no usuarias de cannabis, el cannabis no influye en la intensidad del dolor. Los usuarios de opiáceos ven reducida la sensibilidad al dolor, y es un problema en el tratamiento de dolor con opioides. Los resultados se presentaron por investigadores de la University of British Columbia in Kelowna, Canadá y el International Cannabis and Cannabinoids Institute en Praga, República Checa.

Los usuarios habituales de cannabis (de al menos 3 tomas semanales) y los no usuarios habituales de cannabis fueron comparados en sensibilidad al dolor, tolerancia al dolor e intensidad al dolor en respuesta a una sensación de presión con frío. El uso frecuente de cannabis no está asociado con hiperalgesia a medida que tanto los usuarios habituales como los que no lo son no mostraron diferencias en las medidas de tolerancia al dolor, sensibilidad o intensidad. Los autores describen que “este descubrimiento debería apoyar las evaluaciones de los daños y beneficios relacionados con el uso de cannabis como terapias para el dolor”.

St Pierre M, Russo EB, Walsh Z. No Evidence of Altered Reactivity to Experimentally Induced Pain Among Regular Cannabis Users. Clin J Pain. 2020;36(8):589-593.

Fuente IACM