Según un nuevo estudio dirigido por neurocientíficos de la Universidad de Colorado en Boulder, el consumo diario de cannabis no está asociado con reducción de la masa cerebral al controlar el factor consumo de alcohol entre los que fuman cannabis y beben alcohol. El equipo del Dr. Kent Hutchison, autor principal del estudio, revisó una serie de artículos científicos que mostraban cómo el cannabis afecta a diferentes partes del cerebro reduciendo su tamaño y encontraron que los estudios no eran suficientemente consistentes.

“Hasta ahora no hay una gran cantidad de evidencia que sugiera que alguien tenga esos cambios de volumen bruto” en el cerebro, dijo Hutchison en una entrevista con Reuters. En particular su estudio examinó una publicación del año pasado firmada por investigadores de la Universidad Northwestern que identificaron cambios en el núcleo accumbens y la amígdala, regiones del cerebro que son clave para la regulación de la emoción y la motivación, en consumidores de cannabis que fumaban entre uno y siete cigarrillos de cannabis a la semana. El equipo de Hutchison trató de replicar esos resultados mediante la realización de imágenes cerebrales en decenas de adultos y adolescentes, comparando las imágenes de consumidores diarios de cannabis con las de no consumidores. Sin embargo, tomó un enfoque diferente para descartar los efectos del alcohol. “No encontramos pruebas de diferencias en los volúmenes del accumbens, la amígdala, el hipocampo o el cerebelo entre consumidores diarios y no consumidores, ni en adultos ni en adolescentes”, afirma Hutchison.

Weiland BJ, Thayer RE, Depue BE, Sabbineni A, Bryan AD, Hutchison KE. Daily marijuana use is not associated with brain morphometric measures in adolescents or adults. J Neurosci 2015;35(4):1505-12.

Reuters del 4 de febrero de 2015

Fuente IACM