En una amplia muestra de 9’5 millones de pacientes estadounidenses sometidos en un período de cuatro años a uno de los cinco procedimientos quirúrgicos seleccionados, el consumo de cannabis se asoció con una probabilidad mucho menor de mortalidad en comparación con el grupo no consumidor. Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts en Boston analizaron una gran base de datos, que incluía enfermos sometidos a artroplastia de cadera, rodilla y hombro, fusión espinal y fijación de fracturas traumáticas de fémur. 26.416 (el 0’28%) padecían trastorno por consumo de cannabis.

Los autores del estudio afirman que “la importancia de estos hallazgos sigue siendo incierta. Se necesita más investigación para comprender estas asociaciones en una población quirúrgica en crecimiento”. El consumo de cannabis se asoció con un riesgo ligeramente mayor de insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.

Moon AS, Smith W, Mullen S, Ponce BA, McGwin G, Shah A, Naranje SM. Marijuana use and mortality following orthopedic surgical procedures. Subst Abus. 2018:1-20.

Fuente