En un estudio realizado con 56 personas con VIH realizado en University of California en San Diego, USA, el uso de cannabis reciente se asocia con una reducción de la inflamación.
Los investigadores midieron el numero de cytokinas proinflamatorias, incluída la proteína C-reactiva,

Los investigadores midieron varias citoquinas proinflamatorias, entre ellas la proteína C reactiva, la interleucina-16 y el receptor del factor de necrosis tumoral soluble tipo II en el líquido cefalorraquídeo y el plasma sanguíneo. Hubo 41 consumidores de cannabis y 15 no consumidores.

Un análisis factorial que utilizó biomarcadores arrojó una carga factorial en la PCR, la interleucina-16 y el receptor soluble del factor de necrosis tumoral tipo II, que se asocia significativamente con el consumo reciente de cannabis. En particular, el consumo más reciente de cannabis se relacionó con niveles más bajos de interleucina-16. Los autores llegaron a la conclusión de que “el consumo reciente de cannabis se asoció con niveles más bajos de biomarcadores inflamatorios, tanto en el LCR como en la sangre, pero con pautas diferentes (…). Por lo tanto, nuestros hallazgos son consistentes con los efectos anti-neuroinflamatorios específicos que pueden beneficiar la disfunción neurológica del VIH”.

Ellis RJ, Peterson SN, Li Y, Schrier R, Iudicello J, Letendre S, Morgan E, Tang B, Grant I, Cherner M. Recent cannabis use in HIV is associated with reduced inflammatory markers in CSF and blood. Neurol Neuroimmunol Neuroinflamm. 2020;7(5).

Fuente IACM