Un nuevo estudio realizado por la Administración de Seguridad de Estados Unidos National Highway Traffic indica que el consumo de cannabis no aumenta significativamente el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. El estudio evaluó a 9.000 conductores a lo largo de 20 meses. Se encontró que el conductor que consume habitualmente cannabis tiene un 25 por ciento más probabilidades de estar involucrados en un accidente de tráfico. Sin embargo, cuando los autores del estudio tuvieron en cuenta edad, sexo y consumo de alcohol entre los consumidores de cannabis, vieron que esos factores eran los responsables del aumento. El consumo de cannabis no afecta de manera notable el riesgo de accidente, una vez tenidos en cuenta los demás factores.

“Los análisis que incorporan ajustes por edad, género, etnia y nivel de concentración de alcohol no mostraron un aumento significativo en los niveles de riesgo de accidente asociado a la presencia de drogas”, afirma el estudio. “Este hallazgo indica que estas otras variables (edad, género, etnia y consumo de alcohol) están altamente correlacionados con el consumo de drogas y representan la mayor parte del aumento en el riesgo asociado por el consumo de drogas ilegales como el THC”. El estudio indica que conducir ebrio sigue siendo el principal problema, aunque el estudio también ha descubierto que en los últimos años ha disminuido el número de conductores bebidos.

UPI del 7 de febreo de 2015

Nota de prensa del National Highway Traffic Safety Administration del 6 de febrero de 2015

Fuente IACM