La epilepsia relacionada con el glioma tiene un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes y a menudo puede ser difícil de tratar. Médicos del Departamento de Oncología Médica del Centro Médico Flinders en Adelaida, Australia, informan de una mujer de 32 años a la que se le diagnosticó oligodendroglioma. Desarrolló epilepsia y finalmente sufría hasta 10 o más convulsiones al día a pesar de haber sido tratada con varios medicamentos antiepilépticos (incluyendo valproato, zonisamida y levetiracetam).

Se añadió CBD a su medicación y en el plazo de dos semanas la frecuencia de las convulsiones se “redujo drásticamente a uno o menos episodios por día con una mejora subjetiva de su calidad de vida general”. Toleró hasta 750 mg dos veces al día “con una leve fatiga como única toxicidad”. Las dosis de “los otros antiepilépticos se pudieron reducir manteniendose el control de las convulsiones”.

Hsu K, Whitham E, Kichenadasse G. Potential role of cannabidiol for seizure control in a patient with recurrent glioma. J Clin Neurosci. 2019 Dec 14.[en imprenta]

Fuente IACM