El cannabis reduce la intensidad del dolor y el consumo de opiaceos en 274 pacientes con dolor crónico resistente a tratamiento. Este es el resultado de un estudio clínico abierto realizado en la Unidad del Dolor de la Universidad Hebrea Hadassah Medical Center de Jerusalén, Israel. El resultado primario fue el cambio en la puntuación del dolor según la escala S-TOPS (forma abreviada del Treatment Outcomes in Pain Survey) a los 6 meses de seguimiento.

274 sujetos fueron autorizados a recibir el tratamiento; estaban disponibles los datos basales completos de 206 y los de seguimiento completo de 176. En el seguimiento, la puntuación de síntomas de dolor mejoró significativamente de media del 83’3 al 75’0. El dolor mejoró la puntuación de gravedad, junto con la mayoría de las puntuaciones de discapacidad social y emocional. El consumo de opiaceos en el seguimiento disminuyó en un 44%. Los efectos adversos graves condujeron a la suspensión del tratamiento en dos individuos. Los autores concluyen diciendo que “los resultados sugieren un beneficio a largo plazo del tratamiento con cannabis en este grupo de pacientes”.

Haroutounian S, Ratz Y, Ginosar Y, Furmanov K, Saifi F, Meidan R, Davidson E. The Effect of Medicinal Cannabis on Pain and Quality of Life Outcomes in Chronic Pain: A Prospective Open-label Study. Clin J Pain. 2016 Feb 17. [en imprenta]

Te puede Interesar
Según una encuesta los niños con epilepsia pueden beneficiarse de un tratamiento con CBD

Fuente IACM