Un nuevo estudio reveló que el consumo de cannabis podría traer beneficios a la salud, ya que fortalece el sistema inmunológico y puede ayudar a combatir el cáncer.

Los resultados del estudio indican que productos químicos, llamados fitocannabinoides, podrían evitar que las células cancerosas se multipliquen y diseminen, además de bloquear el suministro de sangre a los tumores y reducir la capacidad que tiene el cáncer para sobrevivir a la quimioterapia.

Según los investigadores, el Tetrahidrocannabinol (THC), químico que droga a las personas cuando fuman cannabis, y otros químicos similares podrían ser beneficiosos.

Después de revisar 100 estudios anteriores, científicos del Centro Médico de la Universidad de Rostock en Alemania pudieron afirmar que los productos químicos en la cannabis podrían combatir el cáncer. Los investigadores dicen que los fitocannabinoides, químicos en la planta, necesitan ser explorados más como una fuente de beneficios contra el cáncer.

Si bien el cannabidiol, o CBD, ha ganado popularidad como una medicina alternativa que ya es legítima en algunos países, el psicoactivo THC aún está prohibido.

Investigaciones anteriores han demostrado que la cannabis puede reducir los efectos secundarios del tratamiento del cáncer, como náuseas y enfermedades, pero también podría ayudar a combatir directamente ese mal.

El autor del estudio, el profesor Burkhard Hinz, dijo: “Los datos del estudio sugieren que los cannabinoides provocan efectos anticancerígenos en varios niveles de progresión del cáncer. Ahora se necesitan con urgencia estudios clínicos para investigar el impacto de los cannabinoides en el crecimiento y la progresión del cáncer en los pacientes. Varios estudios han demostrado que los cannabinoides pueden evitar que las células cancerosas se dividan e invadan el tejido normal, y también pueden bloquear el suministro de sangre a los tumores”.

Te puede Interesar
La biotecnología en cannabis medicinal se extiende por América

En resumen, esta nueva investigación afirma que la cannabis tiene “efectos anticancerígenos” y dice que es necesario realizar más estudios en pacientes para confirmar los hallazgos.

Los resultados del estudio fueron publicados en la revista médica British Journal of Pharmacology.

Fuente